Lupín

Desde Europa hasta África y los Andes peruanos, el lupín, lupino, altramuz, o tarwi (como se le conoce en América del Sur) tiene una larga historia de usos culinarios. Además de ser una rica fuente de proteínas, el lupín también posee grandes propiedades medicinales.

Datos verificados

Por el Equipo Editorial de HerbaZest | Actualizado: 28 junio, 2021

Lupín

Diversas variedades de lupín, lupino o altramuz se cultivan en todo el mundo. Entre los lupinos más populares se encuentra uno de origen andino, conocido como tarwi. Este tipo de lupín es rico en nutrientes y propiedades medicinales, y se ha consumido durante siglos en América del Sur, así como en América Central y partes de América del Norte.

Lupín: Propiedades medicinales

Beneficios del lupín

Las semillas de lupín, o lupino, están llenas de compuestos beneficiosos que van más allá de su contenido nutricional. Algunos de los más estudiados beneficios del lupín son:

  • Regular los niveles de azúcar en sangre. Una variedad de estudios científicos han relacionado el consumo de lupín con niveles reducidos de glucosa en la sangre de individuos diabéticos y prediabéticos.

  • Promover el desarrollo de masa muscular. El lupín es una fuente impresionante de proteínas, que el cuerpo emplea para el crecimiento y la fuerza muscular, así como para un óptimo funcionamiento metabólico.

Además, el lupín no solo es altamente saciante, por lo que reduce los antojos de alimentos y ayuda a mantener un peso corporal saludable, sino que también contribuye a reducir la presión arterial, además de mejorar la salud intestinal al promover una macrobiota equilibrada.

Cómo funciona

Como otras legumbres, las semillas de lupín o lupino ofrecen una amplia variedad de compuestos bioactivos, principalmente proteínas, ácidos grasos saludables, oligosacáridos, glucósidos y alcaloides, entre otros compuestos antioxidantes.

La gran cantidad de proteínas en la mayoría de las variedades comerciales de lupín parece ser en parte responsable de los efectos hipoglucémicos de esta leguminosa. Las fracciones de proteínas más importantes en la mayoría de las especies de lupín son las albúminas y las globulinas. Se ha demostrado que un componente particular de la globulina, la y-conglutina, mejora los efectos de la insulina y la metformina en el metabolismo celular de la glucosa, lo que significa que puede ser útil para ayudar a controlar el azúcar en sangre.1

Otros compuestos importantes en diferentes variedades de lupín son los ácidos grasos esenciales, principalmente los ácidos linoleico, palmítico y esteárico, que han demostrado ser útiles para prevenir enfermedades cardiovasculares.2

Las semillas de lupín también son ricas en oligosacáridos, un tipo de azúcares que no se absorbe en los intestinos y exhibe propiedades prebióticas. La fermentación de estos oligosacáridos promueve una microbiota saludable.

Adicionalmente, numerosos estudios en humanos han demostrado la eficacia de la proteína de lupino para regular el colesterol, los triglicéridos y el ácido úrico.3

Efectos secundarios del lupín

La presencia de alcaloides levemente tóxicos (principalmente espartaína) en algunas variedades de lupín puede desencadenar efectos anticolergénicos, inhibiendo los impulsos nerviosos, lo que puede causar náuseas y vómitos repentinos, así como visión borrosa, debilidad y taquicardia. Estos efectos se han reportado en personas que toman lupín en dosis terapéuticas y es poco probable que ocurran cuando las semillas de lupín se consumen con moderación o en formas culinarias.

DEBIDO A SU ALTO POTENCIAL DE TOXICIDAD, LAS VARIEDADES AMARGAS DE LUPÍN NO SE RECOMIENDAN PARA EL CONSUMO HUMANO O ANIMAL.

Las personas con síndrome de intestino irritable (SII) o enfermedad inflamatoria intestinal (EII) deben saber que las semillas de lupín son ricas en un grupo particular de azúcares llamados oligosacáridos, que generalmente son beneficiosos para la flora intestinal, pero que pueden causar malestar abdominal en individuos con estas condiciones de salud específicas.

El lupino también puede desencadenar reacciones alérgicas en personas sensibles, que pueden incluir urticaria, picazón, hinchazón, dolor abdominal, náuseas, vómitos, secreción nasal y ojos llorosos. Las reacciones más graves pueden incluir dificultad para respirar, sibilancias y baja presión arterial.

Beneficios y propiedades del lupín

Lupín: Información nutricional

Las semillas de lupino están llenas de nutrientes y se consideran una excelente fuente de proteína vegetal, ya que ofrecen significativamente más por cada 100 gramos que otras populares legumbres, como los garbanzos y los frijoles. La proteína no solo es esencial para construir y mantener una masa muscular saludable, sino también para la integridad estructural y el funcionamiento adecuado de las células, tejidos, enzimas y hormonas. Dado que el cuerpo humano no puede almacenar proteínas, estas deben obtenerse a través de una dieta balanceada.

Las semillas de lupín también son abundantes en fibra dietética, lo que favorece deposiciones regulares y una saludable flora gastrointestinal.

Esta leguminosa también es rica en una amplia variedad de minerales, principalmente cobre, que juega un papel importante en la producción y transporte de glóbulos rojos; y manganeso, que tiene una función antioxidante crucial dentro de las células, ayudando también en el metabolismo de carbohidratos, aminoácidos y colesterol. Otros minerales que están presentes en cantidades generosas en las semillas de lupín son hierro, zinc, fósforo y magnesio; junto con buenos niveles de selenio y potasio, y adecuadas cantidades de calcio.

Como es habitual en las legumbres, el lupino aporta la mayoría de vitaminas del grupo B, en particular cantidades significativas de B9 (folato), fundamental para el desarrollo y crecimiento fetal, junto con buenos niveles de B1 (tiamina) y B6 (piridoxina). También ofrece una buena cantidad de colina, considerada esencial para una serie de funciones vitales, como el metabolismo, el transporte de lípidos, las reacciones de metilación (que incluyen actividades del sistema nervioso, cardiovascular e inmunológico) y la síntesis de neurotransmisores.

Otras vitaminas presentes en pequeñas cantidades en las semillas de lupín son E (alfa tocoferol) y K (filoquinona).

100 GRAMOS DE LUPIN COCIDO PROPORCIONAN 269 CALORÍAS, QUE ESTÁN COMPUESTAS PRINCIPALMENTE POR PROTEÍNA (29% VD), FIBRA DIETÉTICA (50% VD) Y CARBOHIDRATOS (15% VD).
Información nutricional sobre el lupín

Cómo consumir lupín

Formas naturales

  • Cocido. Hervidas como cualquier otra legumbre, las semillas de lupín proporcionan mucha energía y nutrición. Una vez cocidas se pueden convertir en hummus y consumir en enrollados o con galletas, como bocadillo.

  • Tostado. Las semillas de lupín, una vez secas y tostadas, son un bocadillo nutritivo, lleno de proteínas y fibra dietética. Se promocionan como una alternativa al edamame; sin embargo, se debe tener cuidado con las altas cantidades de sodio en las marcas comerciales.

  • Harina. Esta es la forma más popular de consumir lupín. De esta manera, esta leguminosa se puede agregar a productos horneados y batidos para obtener un toque extra de proteína en una dieta vegana o como suplemento deportivo.

  • Hojuelas. Las semillas de lupín se pueden procesar en hojuelas y consumir como cereal regular, con los beneficios adicionales de altos niveles de proteína y fibra.

Remedios herbals y suplementos

  • Extracto líquido. El extracto de semilla de lupín es una preparación altamente concentrada, con grandes niveles de proteínas y aceites beneficiosos. A menudo se promociona como un estimulante de la producción de colágeno y se utiliza como agente emoliente para fortalecer el cabello y promover la elasticidad de la piel.

Cómo consumir lupín

Dónde comprar lupín

Formas naturales

En sus formas naturales, las semillas de lupín se pueden comprar fácilmente en la mayoría de supermercados y tiendas orgánicas, así como en mercados de agricultores en las áreas donde se cultiva esta leguminosa. La harina de lupín, así como las semillas tostadas o en hojuelas pueden adquirirse con mayor facilidad a través de minoristas en línea.

Hierbas naturales y suplementos

El extracto líquido de lupín no es tan común como otras formas comestibles naturales de esta leguminosa, y es más probable que se encuentre en tiendas de hierbas en línea.

Cómo cultivar lupín

Debido a sus bonitas flores, las plantas de lupín se pueden cultivar como ornamentales en bordes de jardines y se encuentran naturalmente en prados y áreas húmedas. El lupín es bastante fácil de cultivar, dadas las condiciones adecuadas de suelo, clima y humedad.

Pautas de cultivo

  • ¿Sabías qué?

    Al igual que otras legumbres, las plantas de lupín producen su propio nitrógeno. Sin embargo, se requiere una inoculación de rhizobium en plantas jóvenes apenas desarrollen nódulos fuertes. Se recomiendan las inoculaciones de rhizobium cada 5 años.

    Las plantas de lupín prefieren ambientes ácidos; aunque la mayoría de las especies se encuentran en suelos pobres, rocosos y secos, un suelo ideal debe ser arenoso, con un rango de pH de 4.5-7.

  • Las plantas de lupín no toleran altas temperaturas y humedad. Pueden crecer bien tanto con sol como con sombra parcial.

  • Las semillas de lupín se pueden sembrar al comienzo de la estación cálida, ya sea secas o después de remojarlas en agua durante la noche. La siembra en suelo húmedo asegura un crecimiento rápido (aproximadamente 15 mm en dos días).

  • Cuando se siembran en hileras de 20 pulgadas (50 cm), una a dos pulgadas (3-5 cm) debajo de la superficie del suelo, las plantas de lupín proporcionan mejores cosechas.

  • Los cultivares altos de lupín pueden necesitar algún tipo de apoyo durante su crecimiento.

  • Las semillas de lupín se cosechan mejor cerca de las tres semanas de madurez. En ese momento, las vainas adquieren un color amarillo pálido y las semillas traquetean cuando se agitan.

  • Las plantas de lupín pueden ser susceptibles a infestaciones de pulgones y otros insectos, así como a enfermedades como manchas marrones, mildiú polvoriento y óxido.

Información adicional

Taxonomía del lupín

El lupino, o lupino, es una planta perenne de corta duración. Esta leguminosa crece hasta 3-4 pulgadas (7.5-10 cm) de alto y 1-2 pulgadas (2.5-5 cm) de ancho. Desarrolla un denso racimo de 1-2 pulgadas (2.5.5 cm) en su parte superior, con pequeñas flores individuales cuyo color puede ser amarillo, rojo, rosa, morado, blanco o matizado.

  • Clasificación

    El lupín o lupino (Lupinus spp.) pertenece al gran grupo botánico Fabaceae, conocido popularmente como la familia de las leguminosas, hogar de 700 géneros y alrededor de 17 000 especies, que incluyen cultivos de importancia económica como frijoles (Phaseolus vulgaris), alfalfa (Medicago sativa), garbanzos (Cicer arietinum), fenogreco (Trigonella foenum-graecum), soja (Glycine max) y tamarindo (Tamarindus indica).

  • Variedades de lupín

    Hay varias especies del género Lupinus; sin embargo, los más importantes económicamente incluyen Lupinus albus (lupín europeo); Lupinus luteus (lupín amarillo), cultivado principalmente en Alemania y Europa del Este; y Lupinus angustifolius (lupino de hoja estrecha), el principal lupino que se cultiva en Australia, especialmente en Australia Occidental.4 Por otro lado, Lupinus mutabilis, conocido como lupín andino o tarwi, se originó en los Andes peruanos pero está estrechamente relacionado con una especie de lupino nativa del sur de Europa.5

    Una especie particular de lupín, Lupinus polyphyllus (conocido como lupín de jardín) se utiliza exclusivamente con fines ornamentales y se considera una hierba invasora en América del Norte, Europa, Australia y Nueva Zelanda.

Historia del lupín

Los primeros registros escritos del consumo humano de lupinos se remontan a las antiguas civilizaciones egipcia, griega, romana y preincaica. Las plantas de lupín fueron populares como cultivo de cobertura durante los siglos XVII y XVIII, y su capacidad para fijar nitrógeno se usó comúnmente para mejorar la calidad del suelo.

La harina de lupín, para pan y otros fines culinarios, fue muy popular durante el siglo XIX en España e Italia. Más recientemente, en el siglo XX, se cultivaron varias especies de lupín en el sur de los Estados Unidos, particularmente en áreas con suelos pobres.

LA HARINA DE LUPIN SE ELABORA A PARTIR DE LAS SEMILLAS COCIDAS, SECAS Y MOLIDAS, A FIN DE ELIMINAR CUALQUIER RASTRO DE ALCALOIDES TÓXICOS.

No fue hasta principios del siglo XX que los científicos alemanes sometieron al lupino a un proceso de hibridación para transformarlo en un cultivo comercial moderno. El desarrollo exitoso de variedades de "lupín dulce", con niveles más bajos de alcaloides amargos, provocó la popularidad de estas legumbres en toda Europa, extendiéndose rápidamente a Australia, donde hoy en día se producen más altramuces dulces que en cualquier otro lugar del mundo.6

Datos económicos

Desde 1999, Australia ha sido el principal productor de lupín, seguido de algunos países de Europa del Este, como Rusia, Polonia y Alemania. Anualmente se cosechan más de 2 millones de toneladas de lupín en todo el mundo.

La especie de lupín más cultivada en Australia es Lupinus angustifolius (lupino de hoja estrecha) y más del 80% proviene de Australia Occidental.

Por otro lado, aunque en pequeñas cantidades, una variedad amarga de lupín, Lupinus mutabilis (tarwi), todavía se cultiva con métodos tradicionales en Ecuador, Perú y Bolivia, mientras que el cultivo limitado de Lupinus albus ocurre principalmente en Estados Unidos y Canadá.7

Otros usos del lupín

  • Forraje. Las mismas especies de lupín que son consumidas por los humanos se utilizan para alimentar al ganado y otros animales de granja.

  • Jardinería. Apreciadas por sus bonitas flores y su pequeño tamaño, algunas variedades de lupín, en particular Lupinus polyphyllus, se utilizan popularmente como  plantas ornamentales para bordes de jardines.

  • Cuidado personal. El extracto de semillas de lupín se utiliza en productos cosméticos como agente emoliente, para el cuidado del cabello y la piel.

Fuentes

  • Government of Western Australia, Department of Primary Industries and Regional Development, Agriculture and Food, Lupin essentials – growing a successful lupin crop
  • Invasive Species Compendium, Lupinus polyphyllus (garden lupin)
  • Meyler's Side Effects of Herbal Medicines, p. 125
  • Oregon State University, Linus Pauling Institute, Micronutrient Information Center, Manganese
  • The European Food Information Council
  • The Leguminosae, p. 407
  • University of Vermont, Lupinus

Notas a pie de página:

  1. The British Journal of Nutrition. (2012). Lupin seed γ-conglutin lowers blood glucose in hyperglycaemic rats and increases glucose consumption of HepG2 cells. Retrieved August 3, 2020 from https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/21733318/

  2. Nutrients. (2019). Nutritional and Bioactive Compounds in Mexican Lupin Beans Species: A Mini-Review. Retrieved August 3, 2020 from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6723436/

  3. Food & Function. (2017). Bioactivities of alternative protein sources and their potential health benefits. Retrieved August 3, 2020 from https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28804797/

  4. Department of Fisheries, Government of Western Australia. (2003). Proceedings of the First Workshop  for Seeding a Future for Grains in Aquaculture Feeds. Retrieved August 3, 2020 from http://citeseerx.ist.psu.edu/viewdoc/download?doi=10.1.1.231.4633&rep=rep1&type=pdf

  5. American Indian Health and Diet Project. Foods Indigenous to the Western Hemisphere. Tarwi (Lupinus mutabilis). Retrieved August 3, 2020 from http://www.aihd.ku.edu/foods/tarwi.html

  6. Lupin.org. Information Resource Portal for Lupins. Retrieved August 3, 2020 from http://www.lupins.org/lupins/

  7. Lupin.org. Information Resource Portal for Lupins. Retrieved August 3, 2020 from http://www.lupins.org/lupins/