Fresa

La fresa es tan pródiga en su encanto como en su presencia alrededor del mundo. Dulce y aromática, con una ligera acidez y un brillante color rojo, este pequeño fruto resulta casi irresistible. La investigación moderna, sin embargo, ha descubierto los mecanismos detrás de los increíbles beneficios de la fresa para la salud.

Datos básicos
Información general
  • Nombres comunesFresa, fresón, frutilla
  • Nombre científicoFragaria x ananassa
  • Tipo de plantaHierba
  • Región nativaAmérica del Sur, América del Norte, Asia, Europa
  • Principales productoresEstados Unidos de América
  • Principal uso económicoAlimenticio
  • Grupos alimenticiosFrutas y vegetales
  • Parte más utilizadaFruta
Fresa

Se piensa que la fresa es nativa de cuatro de los siete continentes: América del Norte y del Sur, Europa y Asia, quizás en parte debido a su facilidad de auto-propagación y resistencia natural. La ciencia moderna ha revelado las impresionantes propiedades medicinales de la fresa, lo que la hacen aún más deseable, más allá de su dulzura y su rico contenido nutricional.

Fresa: Propiedades medicinales

Datos básicos (Propiedades medicinales)
  • Acción medicinalAntioxidante, Cardioprotectora
  • Principios activosÁcido elágico, antocianinas, quercetina, resveratrol
  • Formas de consumoCápsulas, Alimento, Jugo, Tintura, Polvo, Seco
  • Calificación medicinal(3) Razonablemente útil
  • Calificación de seguridadSegura
Beneficios y propiedades de la fresa

Beneficios de la fresa

La investigación moderna ha arrojado una nueva luz sobre las propiedades medicinales de la fresa. Más allá de ser tradicionalmente consideradas como una buena fuente de nutrientes, las fresas han demostrado su eficacia para:

  • Mejorar la salud cardiovascular. Los compuestos bioactivos de las fresas han demostrado ser efectivos para reducir el riesgo de apoplejía, aterosclerosis y enfermedades metabólicas. 

  • Reducir la inflamación. La alta cantidad de compuestos antioxidantes en las fresas contribuye a prevenir y disminuir la inflamación sistémica, lo que ayuda a reducir el riesgo de enfermedades crónicas.

Se ha sugerido que el consumo de fresa también podría jugar un papel en retrasar el deterioro cognitivo, principalmente debido a sus fuertes propiedades antioxidantes, que previenen la degeneración celular, una de las principales causas del desarrollo de demencia y otras enfermedades relacionadas con la edad.

LAS HOJAS DE FRESA SE USABAN TRADICIONALMENTE EN EL OESTE DE VIRGINIA COMO TÉ PARA LA FIEBRE Y LOS CÁLCULOS RENALES, Y LA RAÍZ SE EMPLEABA COMO AGENTE ASTRINGENTE.

Cómo funciona

La fresa contiene una amplia y potente gama de fitonutrientes, con un gran potencial terapéutico, principlamente ácido elágico, antocianinas, resveratrol, quercetina y catequinas. Estos compuestos son potentes antioxidantes y se ha demostrado que reducen la presión arterial, mantienen la elasticidad de los vasos sanguíneos y retrasan la pérdida de memoria, además de reducir el colesterol y modular la inflamación, entre otros beneficios.

Las antocianinas son flavonoides responsables del pigmento rojo de la fresa, y se piensa que  contribuyen en gran medida a sus acciones preventivas. Se ha mostrado que las antocianinas de la fresa tienen la capacidad de reducir los picos de azúcar después de las comidas pesadas, al disminuir la respuesta a la insulina y la inflamación, así como de retrasar el deterioro cognitivo, contribuyendo así a prevenir la aparición de dolencias degenerativas, tales como la demencia y la enfermedad de Alzheimer.

El resveratrol, un compuesto fenólico con fuertes propiedades antioxidantes, está más concentrado en las semillas (aquenos) que en la pulpa de la fresa, y se ha demostrado que es muy efectivo para eliminar radicales libres y otros compuestos oxidantes, así como para reducir lipoproteínas de baja densidad (LDL) comúnmente conocidas como "colesterol malo". El resveratrol también ha mostrado propiedades cardioprotectoras que disminuyen el riesgo de coágulos sanguíneos (gracias a su actividad inhibitoria de la agregación plaquetaria) y promueven la vasodilatación, además de reducir la inflamación sistémica al regular la liberación de citoquinas proinflamatorias, lo que ayuda a prevenir enfermedades crónicas.

Se ha demostrado que incluir fresa en la dieta de pacientes obesos con síndrome metabólico mejora los factores de riesgo de aterosclerosis, además de mantener bajo control los niveles de colesterol LDL y triglicéridos.

SE HA REPORTADO QUE EL CONSUMO DE FRESA REDUCE LA PRESIÓN ARTERIAL Y LA HIPERGLUCEMIA.

Otras hierbas con propiedades cardioprotectoras son el aguacate y las uvas, en tanto que la remolacha y el repollo también proporcionan beneficios antiinflamatorios.

Efectos secundarios de la fresa

El consumo de fresa se considera generalmente seguro como parte de una dieta balanceada; sin embargo, en personas sensibles, la fresa puede desencadenar reacciones alérgicas, como urticaria y eczema.

Precauciones

La contaminación alimentaria por bacterias, pesticidas u hongos es bastante común en las fresas frescas, de modo que éstas deben lavarse y desinfectarse a fondo antes de ser consumidas.

Del mismo modo, se recomienda precaución a las personas con problemas de absorción de hierro o trastornos de la sangre, así como a quienes toman medicamentos anticoagulantes.

Mientras que comer fresa en cantidades moderadas se considera seguro durante el embarazo y la lactancia, debido a la insuficiencia de pruebas, las mujeres embarazadas deben evitar los suplementos de fresa, así como el consumo de esta fruta en grandes cantidades.

Fresa: Información nutricional

Información nutricional de la fresa
¿Sabías que...?

Las fresas contienen pequeñas cantidades de fluoruro, un importante mineral que ayuda a prevenir y controlar la caries dental. La ingesta diaria adecuada de fluoruro en adultos es de 4 mg para hombres y 3 mg para mujeres, cifra que puede llegar hasta un máximo de 10 mg/día.

Las fresas son bajas en calorías y carbohidratos, pero proporcionan una amplia gama de nutrientes importantes, así como también fibra dietética. Ofrecen todos los minerales esenciales, siendo los más importantes manganeso y cobre. El manganeso ayuda con la formación de tejido conectivo, huesos y hormonas sexuales, así como con el metabolismo de grasas y carbohidratos, la absorción de calcio y la regulación del azúcar en la sangre; mientras que el cobre desempeña un papel importante en la formación y transporte de glóbulos rojos, además de promover la salud de los vasos sanguíneos, los nervios, el sistema inmunológico y los huesos.

Las fresas son una excelente fuente de vitamina C (ácido ascórbico), con el 65% del valor diario recomendado por cada 100 gramos, y también proporcionan todas las vitaminas del complejo B, especialmente B9 (folato), que resulta esencial para el desarrollo fetal, así como para la producción de células sanguíneas  y la absorción de hierro.

100 GRAMOS DE FRESAS FRESCAS Y CRUDAS PROPORCIONAN 32 CALORÍAS, CERO GRASAS Y EL 8% DEL VALOR DIARIO RECOMENDADO DE FIBRA DIETÉTICA.

Cómo consumir fresa

Datos básicos (Cómo consumir)
  • Partes comestiblesFrutas
  • Usos alimentariosSaborizante
  • SaborDulce
Cómo consumir fresa

Las fresas son sumamente populares; además de consumirse frescas, se han convertido en el ingrediente principal de una gran variedad de recetas culinarias, y también es común su uso industrial en conservas, postres y derivados lácteos. De hecho, el extracto de fresa se ha convertido en un clásico saborizante para diversos productos.

Las propiedades medicinales de la fresa, así como su delicioso sabor, han hecho de esta fruta una parte intrínseca de diferentes culturas. En el Reino Unido las fresas se consumen con crema, mientras que en Suecia se consideran como un postre de verano, en Grecia se consumen con azúcar y brandy, en Italia se disfrutan como helado, y en los Estados Unidos son populares como relleno de tartas dulces.

A pesar de su uso predominantemente culinario, los beneficios de la fresa también se pueden obtener a partir de remedios herbales y suplementos, que pueden ser útiles cuando estas frutas de temporada no están disponibles en su forma natural.

PARA OBTENER TODOS LOS BENEFICIOS DE LA FRESA, ES MEJOR CONSUMIRLA FRESCA.

Formas naturales

  • Fresca. Esta es la forma más popular y efectiva de cosechar los beneficios de la fresa para la salud. Después de lavarse y desinfectarse a fondo, las fresas frescas pueden consumirse enteras, en ensaladas o postres.

  • Congelada. Como la temporada de fresa es breve, las fresas congeladas son una buena alternativa para el resto del año. De esta forma, todavía proporcionan sus propiedades antioxidantes. Las fresas congeladas se pueden agregar a jugos y batidos, y también se pueden usar en una variedad de preparaciones culinarias.

  • Jugos y batidos. Preparados en base a fresas frescas o congeladas, los jugos y batidos de fresa proveen gran cantidad de antioxidantes y nutrientes, especialmente vitamina C (ácido ascórbico). Se pueden agregar otras frutas e incluso vegetales de hojas verdes; combinaciones populares son espinaca, col rizada, naranjas, papaya y plátano.

  • Deshidratada. Una vez deshidratadas, las fresas son un bocadillo saludable, bajo en calorías pero alto en fibra dietética y antioxidantes. Las fresas deshidratadas se pueden encontrar solas o mezcladas con otras frutas secas, como la manzana y la piña. De cualquier manera, es importante asegurarse de que sean orgánicas y sin azúcar añadida.

  • Mermelada. Aunque los nutrientes solubles en agua, como la vitamina C (ácido ascórbico), se degradan al exponerse al calor, la actividad antioxidante de la mermelada de fresa se mantiene, debido principalmente a la presencia de altos niveles de antocianinas, y puede conservarse de forma segura hasta cinco meses.

Remedios herbales y suplementos

  • Cápsulas. Aunque comer estas frutas frescas y crudas es la mejor forma de obtener sus beneficios y contenido nutricional, las cápsulas de fresa brindan beneficios antioxidantes en dosis diarias prácticas y estandarizadas.

  • Polvo. Esta forma suplementaria ofrece una alta concentración de vitamina C (ácido ascórbico), así como cantidades moderadas de hierro. La ventaja del polvo de fresa reside principalmente en su larga vida útil y en el hecho de que se puede agregar a los jugos y batidos.

  • Tintura. En esta preparación medicinal, la hoja de fresa proporciona sus importantes propiedades astringentes, que pueden ayudar a aliviar la diarrea, así como a mejorar la salud del hígado y la vejiga. La tintura de hoja de fresa se ha utilizado tradicionalmente para reducir la fiebre, así como problemas respiratorios y edema.

Dónde comprar fresa

Datos básicos (Dónde comprar)
  • Dónde comprarSupermercados, Grandes minoristas en línea, Mercados de agricultores, Tiendas de salud especializadas, Tiendas de hierbas en línea, Tienda local de hierbas, Mercados orgánicos, Tiendas de salud en línea

Formas naturales

Las fresas frescas se pueden encontrar fácilmente  en tiendas de comestibles y mercados de agricultores. Si no están de temporada, generalmente se consiguen congeladas o secas, así como en forma de mermelada en la mayoría de supermercados y tiendas de productos orgánicos, y también se pueden comprar a través de minoristas en línea.

Remedios herbales y suplementos

Los suplementos de fresa, como polvo, cápsulas y tintura no son tan comunes en las tiendas de comestibles ni en supermercados, pero se pueden conseguir a través de minoristas en línea y algunas herboristerías, así como en tiendas de salud especializadas.

Cómo cultivar fresa

Datos básicos (Cómo cultivar)
  • Ciclo de vidaPerenne
  • Partes cosechadasFrutas
  • Requerimientos de luzPleno sol, Sol en las mañanas y sombra por las tardes
  • Tipo de sueloFranco-arenoso, Bien drenado
  • Hábitat de crecimientoClima templado, Climas cálidos
  • Zonas climáticas USDA5a (Desde −28.9 °C (−20 °F) hasta −26.1 °C (−15 °F)), 5b (Desde −26.1 °C (−15 °F) hasta −23.3 °C (−10 °F)), 6a (Desde −23.3 °C (−10 °F) hasta −20.6 °C (−5 °F)), 6b (Desde −20.6 °C (−5 °F) hasta −17.8 °C (0 °F)), 7a (Desde −17.8 °C (0 °F) hasta −15 °C (5 °F)), 7b (Desde −15 °C (5 °F) hasta −12.2 °C (10 °F)), 8a (Desde −12.2 °C (10 °F) hasta −9.4 °C (15 °F)), 8b (Desde −9.4 °C (15 °F) hasta −6.7 °C (20 °F)), 9a (Desde −6.7 °C (20 °F) hasta −3.9 °C (25 °F)), 9b (Desde −3.9 °C (25 °F) hasta −1.1 °C (30 °F)), 10a (Desde −1.1 °C (30 °F) hasta +1.7 °C (35 °F)), 10b (Desde +1.7 °C (35 °F) hasta +4.4 °C (40 °F))
  • Época de siembraInicio de la primavera
  • Espacio entre plantas0.3 m (0.98 ft)
  • Técnicas de propagaciónEsquejes de raíz
  • Posibles plagas de insectosPulgones, Nematodos, Babosas, Chinches de las plantas
  • Enfermedades potencialesMancha de la hoja, Podredumbre de la raíz, Virus

La planta de fresa (Fragaria x ananassa) es muy fácil de cultivar en casa, siempre que se cumplan requisitos básicos de suelo, temperatura y luz. La mayoría de los cultivares de fresa crecen bien en diversas condiciones climáticas. Sin embargo, las temperaturas por debajo de 31°F (-0.5°C) pueden causar daños severos en floraciones completas. Los siguientes consejos asegurarán el éxito en el cultivo de fresa:

Instrucciones de cultivo

  • La planta de fresa crece como especie perenne en las zonas USDA 5 a 8, pero se utiliza más típicamente como anual de temporada fría en las zonas 9 a 10.

  • Las fresas crecen mejor en suelos franco-arenosos y profundos. Se recomienda evitar suelos pesados, arcillosos o salinos plantando en camas elevadas.

  • Las fresas son excelentes para jardineros con espacio limitado. Se pueden cultivar en terrazas, barriles o maceteros.

  • Las fresas se pueden cultivar a partir de semillas, pero generalmente se propagan a partir de esquejes de raíz o estolones. La profundidad de siembra es crítica, ya que si es excesiva puede pudrir la corona, mientras que si es poco profunda puede secarse la raíz.

  • Las fresas se deben plantar a finales de abril o principios de mayo.

  • El riego adecuado es esencial para mantener una planta de fresa saludable y productiva. La humedad excesiva del suelo promueve la pudrición de la raíz, particularmente en suelos pesados. El daño por salinidad puede ser un problema en áreas con suelos salinos o riego por irrigación

  • Aunque las fresas prefieren pleno sol, también pueden prosperar con algo de sombra por la tarde, siempre y cuando reciban al menos seis horas de luz diurna.

  • Si se planta en junio, la planta de fresa dará frutos durante un período de dos a tres semanas en la primavera.

  • Una planta de fresa generalmente produce de tres a cinco años.

  • El mejor espacio entre plantas para las fresas es de 8 a 12 pulgadas (20 a 30 cm).

  • Cada fresa tiene alrededor de 200 pequeñas “semillas”, conocidas botánicamente como achenes.

  • Las fresas son altamente susceptibles a las plagas, principalmente nematodos, pulgones, babosas y chinches, lo que puede ser un desafío para la producción.

  • Las enfermedades más comunes que pueden atacar a la planta de fresa son las manchas en las hojas y los virus.

Información adicional

Datos básicos (Información adicional)
  • Otros usosAlcohol, Productos cosméticos, Perfume

Taxonomía de la planta de fresa

La fresa (Fragaria x ananassa) es una planta herbácea perenne, con una raíz central que produce un número variable de enredaderas cortas y delgadas, cada una con tres hojas. A fines de la primavera, la planta produce flores blancas, que eventualmente dan paso a pequeñas bayas verdes o blancas que se vuelven de un rojo brillante cuando están maduras. La fruta de la fresa es muy apreciada por su agradable aroma, su color vivo y su dulzura. Una planta de fresa puede tener de 5 a 24 pulgadas (12 a 60 cm) de altura.

Desde el punto de vista botánico, la fresa no es en absoluto una fruta. La parte carnosa y comestible de la planta es el receptáculo agrandado de la flor. Las "semillas" que cubren la superficie de la fresa en realidad se llaman achenes. Un achene es un tipo de fruto seco que producen algunas plantas, donde el ovario maduro contiene solo una semilla.

  • Clasificación

    La planta de fresa (Fragaria x ananassa) es un miembro de la familia Rosaceae, que comprende aproximadamente 2,830 especies a través de 95 géneros. Otros miembros bien conocidos de este grupo botánico son la almendra (Prunus dulcis), la manzana (Malus domestica), la mora (Rubus fruticosus), la pera (Pyrus communis) y la ciruela (Prunus domestica).

    Aunque también se cultivan otras especies del género Fragaria, la fresa común (también conocida como fresón y frutilla), Fragaria x ananassa, es un híbrido de dos especies de fresas silvestres que actualmente se cultiva en regiones de clima templado y semitropical en todo el mundo, y contituye la fuente principal de las fresas producidas comercialmente.

  • Variedades y cultivares de fresa

    Fragaria x ananassa, la variedad más común de fresa, también conocida como fresón o frutilla, nació de la hibridación de F. virginiana y F. chiloensis, dando como resultado una baya más grande, aunque menos dulce, que sus homólogas silvestres.

    Hay más de 100 variedades diferentes de fresa y cientos de cultivares, los cuales difieren mucho en tamaño, color, sabor, forma, fertilidad, estación de maduración y susceptibilidad a las enfermedades. Existen muchos programas de reproducción diferentes para aumentar el valor de diversos factores, tanto nutricionales como de cultivo a nivel comercial.

Historia de la fresa

¿Sabías que...?

El nombre del género de las fresas, Fragaria, nace de la palabra latina fragans, que significa ”fragante”.

Debido a su presencia ubicua en la mayoría de los continentes, el exacto lugar de origen de las fresas sigue siendo desconocido. Las fresas silvestres se han consumido durante milenios, pero no en grandes cantidades, ya que solían ser pequeñas, duras o desabridas. En el siglo primero de la era moderna, los poetas romanos Ovidio y Virgilio mencionaron a la fresa, pero solo como planta ornamental y no como alimento.

El primer intento de cultivar fresas tuvo lugar en Francia, durante el siglo XIV, cuando se intentó domesticar la fresa salvaje o frutilla silvestre (Fragaria vesca). Cuando una especie norteamericana, la fresa de Virginia (Fragaria virginiana), se introdujo en Europa en 1624, pasó casi desapercibida y se hizo popular en Inglaterra solo a fines del siglo XVI. Al mismo tiempo, el cultivo de la fresa almizcle (Fragaria moschata) también se hizo popular en los jardines de toda Europa. Finalmente, el número de variedades de fresa pasó de tres a casi treinta.

No fue hasta el siglo XVII que las fresas cultivadas comenzaron a comercializarse, después de la creación de Fragaria x ananassa, un híbrido de mayor tamaño y más adecuado para la producción a gran escala que las variedades silvestres.

Datos económicos

Las fresas son actualmente una fruta de gran importancia económica en todo el mundo. Estados Unidos es el mayor productor de fresas del mundo, seguido de México, Turquía, España y Egipto.

California es el mayor productor de fresas en los EE. UU., Con el 80% de la producción nacional, que alcanzó 1'366,850 toneladas en 2013. Sin embargo, el suministro de fresas frescas de California comienza a disminuir a finales de octubre, y es entonces cuando Florida, el segundo mayor productor nacional, domina la oferta del mercado. Debido a sus inviernos relativamente suaves, Florida es el mayor proveedor de fresas frescas durante la temporada fría.

Otros usos

  • Industrial. Los saborizantes y aromas de fresa son tremendamente populares en muchos productos, tales como brillo de labios, dulces, desinfectantes de manos, perfumes, pasta de dientes y más.

  • Higiene dental. Debido a su contenido de fluoruro, que contribuye a prevenir la acumulación de placa dental, las fresas pueden utilizarse como un blanqueador natural de dientes.

  • Paisajismo. Con sus ricas hojas verdes brillantes y brillantes, flores blancas a rosas y, por supuesto, coloridas frutas comestibles, las fresas son una opción clásica para huertos caseros y macetas. Pueden servir como cultivo de cobertura a pequeña escala o como especie comestible para bordes de jardines. Las fresas son excelentes como plantas de patio de invierno en zonas templadas.

  • Bebidas alcohólicas. Las fresas también se pueden fermentar para obtener vino o licor (como los fragoli italianos).

Bibliografía

  • FAOSTAT
  • Journal of Agricultural and Food Chemistry, Resveratrol Content in Strawberry Fruit Is Affected by Preharvest Conditions, 2007
  • Functional Foods and Nutraceuticals, pp. 106-107
  • Natural Standard Herb & Supplement Guide, p. 687
  • Library of Congress, Folk Medicine, Spring Tonics
  • Journal of the Science of Food and Agriculture, Effect of jam processing and storage on total phenolics, antioxidant activity, and anthocyanins of different fruits, 2011
  • University of Missouri, Integrated Pest Managment, Strawberry: A Brief History
  • University of Maine, Growing Strawberries
  • Harvard University, Eat blueberries and strawberries three times per week; Berries keep your brain sharp
  • University of Kansas, Strawberry
  • University of Vermont, History of the Strawberry
  • Oregon State University, Health and Healing Fact Sheets: Strawberries
  • Australian Government, National Health and Medical Research Council, Nutrient Reference Values, Fluoride (updated 2017)
  • BioFactors, Breeding strawberry (Fragaria X ananassa Duch) to increase fruit nutritional quality, 2008
  • The British Journal of Nutrition, Strawberry anthocyanin and its association with postprandial inflammation and insulin, 2011
  • Texas A&M Agrilife Extension, Aggie Horticulture, Fragaria x ananassa
  • University of Florida, Strawberry Production Around The World
  • Critical Reviews in Food Science and Nutrition, Strawberry as a functional food: an evidence-based review, 2014; Potential impact of strawberries on human health: a review of the science, 2004
  • Nutrition Research, Strawberries decrease atherosclerotic markers in subjects with metabolic syndrome, 2011
  • Purdue University, Food links, Strawberry
Beneficios de la fresa