Anacardos

Los anacardos están entre las nueces más populares del mundo, tanto por su agradable sabor como por su versatilidad culinaria. Conozca todo sobre el valor nutricional y medicinal del anacardo, su historia y sus usos más comunes. 

Por el Equipo Editorial de HerbaZest | Actualizado: 11 junio, 2021

Anacardos
Información general
  • Nombres comunes Anacardo, semilla de marañón, merey, cajui, castaña de cajú
  • Nombre en Ayurveda Kaju
  • Nombre científico Anacardium occidentale
  • Distribución geográfica Noreste del Brasil, Africa del este, sudeste de Asia, India y Australia
  • Tipo de planta Árbol
  • Región nativa América del Sur
  • Principales productores India, Costa de Marfil
  • Principal uso económico Alimenticio
  • Parte más utilizada Semilla

Aunque es una especie nativa del noreste del Brasil, el anacardo, también conocido como cajuil, merey, semilla de marañón y castaña de cajú, ahora se cultiva ampliamente en regiones tropicales de todo el mundo. El árbol del anacardo produce una semilla que viene con una fruta, ambas de gran valor económico para muchos países. La fruta del anacardo, también conocida como “jocote de marañón”, suele considerarse como un accesorio de la semilla, pero en sus tierras nativas se consume fresca, en jugos tropicales, y también se fermenta para preparar bebidas alcohólicas.

Anacardos: Propiedades medicinales

Datos básicos
  • Acción medicinal Cardioprotectora, Hemoprotectora
  • Principios activos Ácidos grasos insaturados y compuestos fenólicos (principalmente ácidos anacárdicos, cardanoles y tocoferoles)
  • Formas de consumo Alimento, Jugo, Polvo, Aceite esencial
  • Calificación medicinal (3) Razonablemente útil
  • Calificación de seguridad Segura

Beneficios del anacardo

El anacardo no solo tiene un impresionante perfil nutricional, sino que también posee propiedades medicinales. Los más populares beneficios del anacardo para la salud incluyen:

  • Mejorar la salud cardiovascular. Los anacardos pueden reducir los triglicéridos y aumentar la circulación sanguínea, lo que reduce el riesgo de enfermedad coronaria.

  • Promover la producción de glóbulos rojos. Se ha demostrado que los anacardos promueven la generación de células sanguíneas, que son vitales para todas las funciones del cuerpo, desde el cerebro y los pulmones, hasta los huesos y el sistema inmunológico.

Las propiedades de los anacardos también contribuyen a la reducción de migrañas y diarreas, tanto en frecuencia como en intensidad.

En sus áreas nativas, diferentes partes del árbol del anacardo se han empleado tradicionalmente en la medicina popular. Las hojas de anacardo se usan para tratar la diabetes mellitus, y estudios prometedores han demostrado que también pueden ser efectivas para reducir los niveles de azúcar en la sangre.

Adicionalmente, el té de corteza de anacardo, por otro lado, es un remedio común para heridas, hipertensión arterial, inflamación e infecciones bacterianas, así como para aliviar el dolor y mejorar la libido, entre muchas otras aplicaciones respaldadas por poca o ninguna evidencia científica.

Cómo funciona

¿Sabías que...?

Los anacardos contienen 62% de ácidos grasos monoinsaturados (MUFA), que pueden disminuir los niveles de colesterol LDL en la sangre, lo que los convierte en un bocadillo saludable.

Se han identificado varias sustancias bioactivas en los anacardos, principalmente ácidos grasos insaturados y compuestos fenólicos.

Los ácidos grasos mononinsaturados y poliinsaturados (MUFA y PUFA) son esenciales para el metabolismo de la prostaglandina, que regula las respuestas inflamatorias en el cuerpo humano y también inhibe la formación de coágulos sanguíneos.

Numerosos estudios han demostrado que, si se consumen junto con otras nueces, como parte de una dieta baja en grasas saturadas y colesterol, los anacardos proveen grandes beneficios, principalmente reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.

Los antioxidantes están muy extendidos en todo el reino vegetal y juegan un papel esencial en la salud humana, protegiendo a las células del daño causado por los radicales libres. Diversos compuestos fenólicos en los anacardos, principalmente ácidos anacárdicos, cardanoles y tocoferoles, han mostrado actividades antioxidantes y antibacterianas, que no solo fortalecen al sistema inmune para combatir patógenos dañinos, sino que también mejoran funciones metabólicas clave, como la producción de células sanguíneas, que son responsables de transportar oxígeno a través del cuerpo.

También se pueden encontrar propiedades cardioprotectoras en las aceitunas y el sacha inchi, mientras que ciertos compuestos en la vainilla y el ajo han mostrado ser eficaces para proteger la integridad de las células sanguíneas.

Precauciones

Si bien son altamente beneficiosas para la mayoría de las personas, las proteínas en los anacardos pueden inducir reacciones alérgicas en personas sensibles, desde dermatitis de contacto hasta anafilaxia. Quienes padecen de alergia a los frutos secos deben evitar el consumo de anacardo.

Aunque normalmente los anacardos se venden sin piel, al cosecharlos la semilla está rodeada por una cáscara que contiene un líquido viscoso, de color marrón rojizo, que es altamente tóxico y puede irritar la piel al tocarla. La extracción de la semilla de marañón requiere de precauciones y procedimientos especiales. Adicionalmente, la savia, las hojas y las flores de la planta del anacardo pueden causar dermatitis, y el humo procedente de la quema de cualquier parte de este árbol es venenoso.

Los anacardos también contienen pequeñas cantidades de oxalato, lo que puede llevar a la formación de cálculos renales si se ingiere en exceso. Las personas que ya tienen cálculos en los riñones o padecen de enfermedad renal deben evitar consumir este fruto seco.

Beneficios y propiedades de los anacardos

Anacardos: Información nutricional

Los anacardos, también conocidos como castañas de cajú, son altos en calorías pero bajos en grasa si se comparan con la mayoría de nueces. Estos frutos secos tropicales también son una buena fuente de grasas saludables y proteínas, pero los nutrientes más abundantes en los anacardos son los minerales, que ayudan a proteger la salud de los nervios, promueven huesos saludables y reducen las migrañas, así como el riesgo de enfermedades coronarias.

El mineral más importante en los anacardos es el cobre, que trabaja con el hierro en la producción de nuevos glóbulos rojos, y también ayuda a mantener la salud de los vasos sanguíneos, los nervios, el sistema inmunológico y los huesos.

El magnesio también está presente en buenas cantidades en las castañas de cajú, y ayuda a la formación de tejido conectivo, huesos, coagulación sanguínea y hormonas sexuales. También desempeña un papel en el metabolismo de las grasas y los carbohidratos, la absorción de calcio y la regulación del azúcar en la sangre.

Por otro lado, el manganeso ayuda con la síntesis de proteínas, la función nerviosa y muscular, el control de la glucosa en la sangre y la presión arterial, siendo también necesario para la producción de energía, mientras que el zinc no solo es necesario para la inmunidad, sino que también desempeña un papel en La cicatrización de heridas y la degradación de los hidratos de carbono.

Otros minerales, como fósforo, potasio, selenio y hierro también están presentes en cantidades más pequeñas, pero todos ellos contribuyen a la salud general como parte de una dieta equilibrada.

La fruta del anacardo, comúnmente conocida como "jocote de marañón", fue ampliamente consumida en sus tierras de origen antes de que las semillas se hicieran populares, y contienen cinco veces más vitamina C (ácido ascórbico) que la naranja, así como más calcio, hierro y vitamina B1 (tiamina) que el aguacate y el plátano.

20 GRAMOS DE ANACARDOS CRUDOS PROPORCIONAN 111 CALORÍAS, ASÍ COMO EL 7% DE LOS REQUERIMIENTOS DIARIOS DE PROTEÍNA PARA ADULTOS.
Información nutricional sobre los anacardos

Cómo consumir anacardos

Datos básicos
  • Partes comestibles Frutas, Semilla
  • Usos alimentarios Aceite, Sustituto de leche
  • Sabor Dulce

Las semillas de anacardo, marañones, o castañas de cajú se consumen en formas naturales, generalmente crudas o asadas, y son un bocadillo tan delicioso como saludable.

La fruta del anacardo, o jocote de marañón, también es comestible y beneficiosa; sin embargo, no puede ser transportada y se consume típicamente en forma de jugo dentro de sus áreas nativas. El zumo de la fruta del anacardo, incluyendo su contenido de taninos, se prescribe como remedio para el dolor de garganta y la disentería en Cuba y Brasil.

Formas naturales

  • Crudos. En su estado natural, los anacardos son un gran bocadillo y, debido a su sabor suave y agradable, se pueden utilizar en una amplia variedad de recetas dulces y saladas.

  • Asados. Cuando se asan, los anacardos aumentan sus propiedades antioxidantes naturales y, a menudo, se mezclan con otras nueces como refrigerio.

  • Molidos. Una vez seco y molido en un polvo fino, los anacardos son una excelente alternativa sin gluten y se pueden agregar a una gran variedad de recetas, como batidos, productos para hornear y mucho más.

  • Leche vegetal. Al igual que otras nueces, los anacardos pueden licuarse y colarse puede obtener un jugo altamente nutritivo, que constituye un excelente sustituto de la leche de vaca y puede usarse como reemplazo de ésta en cualquier receta que lo requiera.

  • Mantequilla vegetal. Al igual que el maní y las almendras, los anacardos se pueden procesar hasta obtener una pasta cremosa que se puede consumir con tostadas, o se puede usar como ingrediente en platos dulces o salados.

  • Aceite. El aceite de la semilla de marañón es rico en antioxidantes y constituye una gran fuente de ácidos grasos insaturados. Puede usarse en preparaciones culinarias, tomarse a cucharadas para promover la salud del corazón, o aplicarse tópicamente para reparar el cabello dañado y la piel agrietada.

Cómo consumir anacardos

Dónde comprar anacardos

Datos básicos
  • Dónde comprar Supermercados, Grandes minoristas en línea, Mercados orgánicos

Formas naturales

Crudos, asados, combinados con otras nueces, en forma de aceite o mantequilla vegetal, los anacardos se pueden conseguir en la mayoría de supermercados, mercados orgánicos y tiendas de abarrotes, así como a través de proveedores en línea. El jocote de marañón no está disponible fuera de sus lugares de origen, ya que se trata de una fruta delicada, incapaz de soportar el transporte.

Cómo cultivar anacardos

Datos básicos
  • Ciclo de vida Perenne
  • Partes cosechadas Semillas, Frutas
  • Requerimientos de luz Pleno sol, Pleno sol con calor reflejado
  • Tipo de suelo Bien drenado
  • pH del suelo 6.1 – 6.5 (Ligeramente ácido)
  • Hábitat de crecimiento Selvas tropicales
  • Pre-tratamiento de la semilla Ninguno
  • Tiempo de crecimiento 3 a 8 años

Debido a sus requisitos climáticos específicos, el árbol del anacardo solo crece en países tropicales. Incluso para aquellos jardineros que viven en zonas propicias, el cultivo de anacardo puede ser un desafío, ya que se trata de una planta que requiere de amplio espacio para crecer, y demorará algunos años en producir sus deliciosos frutos.

Instrucciones de cultivo

  • La planta del anacardo se puede cultivar directamente de la semilla que aún se encuentra dentro de la cáscara, y crece mejor en suelos bien drenados, ligeramente ácidos.

  • A medida que crece, el árbol del anacardo debe mantenerse a una temperatura promedio de 80°F (27°C), ya que no puede soportar temperaturas por debajo de los 50°F (10°C).

  • El árbol del anacardo puede tolerar condiciones de sequía, y cuando se cultiva a partir de semillas, éstas germinan con bastante rapidez y vigor.

  • Las semillas de anacardo se deben plantar directamente en el suelo, que debe mantenerse húmedo ya que comenzarán a brotar en pocos días.

  • El árbol del anacardo comenzará a producir sus primeros frutos tres años después de ser plantado; sin embargo, las cosechas económicamente viables sólo se logran pasados los ocho años.

Información adicional

Datos básicos
  • Otros usos Combustible, Fungicida

Taxonomía del anacardo

El árbol de anacardo, merey o cajuil, puede crecer hasta los 32 pies (10 m) de altura. Se caracteriza por un tronco corto e irregular, y cuenta con un gran dosel de hojas perennes. La fruta del anacardo, conocida como jocote de marañón, tiene forma de pera, con 2 a 4 pulgadas (5 a 10 cm) de largo, olor intenso y sabor dulce. La drupa con forma de riñón, que cuelga de la parte inferior de la fruta, contiene la semilla de marañón o anacardo.

  • Clasificación

    El anacardo (Anacardium occidentale) pertenece a la familia Anacardiaceae, que comprende 600 especies, distribuidas en 80 géneros, las cuales crecen principalmente en áreas tropicales, subtropicales y templadas del mundo. Otros miembros de esta familia que producen frutos comestibles son el mango (Mangifera indica) y el pistacho (Pistacia vera).

  • Variedades y subespecies de anacardo

    No hay variedades conocidas o subespecies de Anacardium occidentale. Sin embargo, especies notables relacionadas con el anacardo son el anacardo silvestre (Anacardium excelsium) y el anacardo gigante (Anacardium gigantium). Particularmente significativo es el Anacardium orientale  o Semecarpus anacardium, que se asemeja mucho a los anacardos y es miembro de la misma familia.

EL ARBOL DE ANACARDO MÁS GRANDE DEL MUNDO SE PUEDE ENCONTRAR EN BRASIL, CUBRIENDO MÁS DE 81,000 PIES CUADRADOS (24,690 M2) DE TERRENO.

Historia del anacardo

Descubiertos por exploradores portugueses en el Brasil, los anacardos fueron llevados a la India y Mozambique en el siglo XVI. Desde allí, la especie se extendió rápidamente a otras partes del este de África y Angola, así como a todo el sureste de Asia y el norte de Australia.

Se cree que los exploradores españoles fueron los que introdujeron la planta en América Central y el Caribe. Sin embargo, no fue hasta la primera parte del siglo XX que los marañones o castañas de cajú comenzaron a exportarse a los Estados Unidos.

Hoy en día, el anacardo es un fruto seco de gran valor en el mercado internacional; sin embargo, en el pasado la también llamada semilla de marañón no despertaba mayor interés económico, y aún existen áreas del Caribe, Sudamérica, Centroamérica y África Oriental donde el árbol del anacardo se cultiva únicamente para consumo local.

Datos económicos

La India lideró la producción de anacardo en 2015-2016, con 172,719 toneladas métricas que representaron el 23% de la producción mundial, seguida de cerca por Costa de Marfil (171,111 TM) y Vietnam (113,095 TM). El total de la producción de anacardo en todo el mundo para ese mismo período alcanzó las 738,861 toneladas métricas, un incremento del 3% con respecto a la temporada anterior.

Actualmente, África está exportando casi toda su cosecha de anacardo crudo a la India, Vietnam y Brasil, donde las semillas son descascaradas y procesadas.

Otros usos

  • Fungicida. El aceite de anacardo se usa a menudo como insumo industrial para fungicidas y para tratamientos anti-termitas.

  • Aditivo. El aceite de anacardo también se utiliza como un aditivo para el líquido de frenos, así como insumo para lubricantes y motores diesel.

  • Combustible. Estudios realizados en la India mostraron que los anacardos tienen potencial como combustible alternativo para el suministro de energía térmica.

  • Industrial. El líquido extraído de la semilla de marañón se utiliza para fabricar muchos productos industriales, como barnices aislantes y cementos de fraguado en frío, a prueba de ácido y aceite y pisos.

Fuentes

  • Biotechnology and Applied Biochemistry, Cashew-tree (Anacardium occidentale L.) exudate gum: a novel bioligand tool. 2002
  • Drug Development Research, Gastroprotective properties of cashew gum, a complex heteropolysaccharide of Anacardium occidentale, in naproxen-induced gastrointestinal damage in rats, 2015
  • Encyclopedia of Food and Health, pp. 683-686
  • Integrated Production Practices of Cashew in Asia, 11. CASHEW NUT NUTRITIONAL ASPECTS
  • International Journal of ChemTech Research, Antimicrobial screening of different extract of Anacardium occidentale Linn. Leaves
  • International Journal of Molecular Sciences, Potential Biological Applications of Bio-Based Anacardic Acids and Their Derivatives, 2015
  • International Nut and Dried Fruit Council, Nuts & Dried Fruits, Global Statistical Review 2015/2016
  • ISRN Renewable Energy, Cashew Nut Shell Waste: Availability in Small-Scale Cashew Processing Industries and Its Fuel Properties for Gasification, 2011
  • Journal of the International Society of Sports Nutrition, Cashew apple juice supplementation enhanced fat utilization during high-intensity exercise in trained and untrained men, 2013
  • Purdue University, Cashew Apple, Anacardium Occidentale L.
  • The 150 Healthiest Foods on Earth, p. 169
  • The Encyclopedia of Healing Foods, pp. 414-415
  • Transport Information Services - Germany, Cashew nuts, cashew kernels
  • Tree Nuts: Composition, Phytochemicals, and Health Effects, pp. 157-166
  • University of Florida, Cashew-Apple Fruit Growing in the Florida Home Landscape
  • USDA Nutrient Database, Nuts, cashew nuts, dry roasted, without salt added
  • Journal of Agricultural and Food Chemistry, Effect of roasting on phenolic content and antioxidant activities of whole cashew nuts, kernels, and testa, 2011