Ajonjolí

La planta de ajonjolí o sésamo se ha utilizado tradicionalmente como alimento y medicina en África y Asia durante milenios. La ciencia moderna ha validado algunos importantes beneficios del ajonjolí para la salud, incluyendo su gran valor nutricional.

Datos básicos
Información general
  • Nombres comunesAjonjolí, sésamo
  • Nombre en MTCZhi ma
  • Nombre en AyurvedaTil (Hindi)
  • Nombre científicoSesamum indicum, Sesamum orientale
  • Tipo de plantaHierba
  • Región nativaÁfrica, Asia
  • Principales productoresChina, India, Myanmar
  • Principal uso económicoAlimenticio
  • Grupos alimenticiosGranos y carbohidratos
  • Parte más utilizadaSemilla
Ajonjolí

Se cree que la planta de ajonjolí, también conocida como sésamo, se originó en Etiopía, aunque se sabe que ha crecido en abundancia a lo largo del continente africano y la India durante miles de años. La forma más común de obtener los beneficios del ajonjolí es usando el aceite extraído de las semillas. Extensas investigaciones han corroborado que las propiedades del ajonjolí pueden ser efectivas para tratar diversas dolencias.

Ajonjolí: Propiedades medicinales

Datos básicos (Propiedades medicinales)
  • Acción medicinalAntioxidante, Cardioprotectora
  • Principios activosSesamina, sesamolina, fitosteroles y ácidos grasos poliinsaturados
  • Formas de consumoCápsulas, Infusiones calientes/tisanas, Alimento, Tintura, Polvo, Ungüento, Aceite esencial
  • Calificación medicinal(3) Razonablemente útil
  • Calificación de seguridadSegura
Beneficios y propiedades del ajonjolí

Beneficios del ajonjolí

El ajonjolí o sésamo se ha utilizado en la medicina tradicional del Tíbet, China y la India. Su uso se ha transmitido de generación en generación, y hasta el día de hoy lo recomiendan muchos herboristas. Las afirmaciones sobre los grandes beneficios del ajonjolí para la salud han despertado interés en los círculos científicos, y se han llevado a cabo muchas investigaciones para determinar la naturaleza de sus supuestas propiedades medicinales.

A la fecha, se ha demostrado que las propiedades del ajonjolí son efectivas para prevenir y tratar varias condiciones de salud. Los más notables beneficios del ajonjolí incluyen:

  • Proteger la salud cardiovascular. Las propiedades del ajonjolí incluyen notables efectos hipolipidémicos y antihipertensivos, que han demostrado reducir los niveles de colesterol dañino, así como controlar la presión arterial, ayudando así a tratar y prevenir enfermedades cardiovasculares.

  • Fortalecer el sistema inmune. El ajonjolí contiene altos niveles de compuestos antioxidantes, los cuales protegen a las células del ataque de los radicales libres y ayudan a prevenir la aparición de enfermedades relacionadas con la edad, como la aterosclerosis.

Además, el ajonjolí o sésamo ha demostrado ser útil para:

  • Combatir infecciones bacterianas. Sus compuestos antibacterianos son capaces de combatir infecciones internas y externas.

  • Aliviar el estreñimiento. Las semillas de ajonjolí son ricas en fibra dietética, la cual mejora la digestión y favorece movimientos intestinales regulares.

Los beneficios del ajonjolí se conocen en la India desde hace milenios. Toda la planta, hojas y semillas incluidas, se han utilizado desde la antigüedad en la medicina ayurvédica; el aceite de sésamo o ajonjolí se aplica sobre la piel para mejorar el flujo de energía, así como a las fosas nasales para aliviar la ansiedad y el insomnio. Otros usos del ajonjolí incluyen el tratamiento de los síntomas del síndrome premenstrual (SPM), los dolores de cabeza y oído, y disfunción eréctil. Sin embargo, estas aplicaciones tradicionales aún no se han probado científicamente.

Cómo funciona

Sesamina y sesamolina son los compuestos responsables de la mayoría de los beneficios del ajonjolí. Ambas sustancias pertenecen a un grupo de polifenoles llamados lignanos y tienen un efecto reductor del colesterol en los seres humanos, al aumentar la actividad de las enzimas que oxidan los ácidos grasos hepáticos, protegiendo al mismo tiempo la salud del hígado. Además de poseer cualidades estrogénicas, que podrían ser la razón del uso popular del ajonjolí para aliviar los síntomas del síndrome premenstrual (SPM), estas substancias también ayudan a prevenir la hipertensión arterial y aumentan la biodisponibilidad de la vitamina E.

Las semillas de ajonjolí son ricas en fibra dietética, que es utilizada por el sistema digestivo para facilitar el paso de las heces y promover movimientos intestinales regulares. Los alimentos con alto contenido de fibra generalmente se prescriben como laxantes naturales y también ayudan a reducir los picos de azúcar después de las comidas al retrasar el metabolismo de la glucosa, además de contribuir a equilibrar los niveles de colesterol al inhibir la acumulación de grasa en los vasos sanguíneos.   

Se ha demostrado que el aceite de ajonjolí posee propiedades antibacterianas, que pueden inhibir infecciones comunes, como las causadas por Staphylococcus y Streptococcus. Los estafilococos son la causa más común de infecciones de piel y tejidos blandos, neumonía, endocarditis y osteomielitis, así como también intoxicación alimentaria. A una concentración de 128 mg / ml, el aceite de sésamo a demostrado ser efectivo para eliminar Staphylococcus aureus.

Las semillas de ajonjolí contienen 50-60% de aceite de alta calidad y son ricas en ácidos grasos poliinsaturados (PUFA), principalmente ácido linoleico (37-47%), ácido oleico (35-43%), palmítico (9-11%) y ácido esteárico (5-10%), así como en antioxidantes, que pueden ayudar al sistema inmunitario humano.

Otras hierbas ricas en ácidos grasos saludables son la chía, la linaza y el sacha inchi, todas las cuales proporcionan beneficios cardiovasculares, además de mejorar la digestión y aliviar el estreñimiento. Por otro lado, se pueden encontrar grandes beneficios antioxidantes y anti-edad en el arándano azul, la toronja y el té verde.

Efectos secundarios del ajonjolí

El aceite de ajonjolí actualmente está considerado como generalmente seguro. Sin embargo, se debe tener cuidado, ya que las semillas de ajonjolí también están clasificadas como una de las 10 principales causas de alergias alimentarias en todo el mundo.

Las personas alérgicas a las nueces a veces también son sensibles a las semillas y aceite de ajonjolí. Los síntomas leves suelen ser urticaria y una sensación de hormigueo en la boca. Si bien no son comunes, los síntomas de anafilaxia incluyen hinchazón en la cara, garganta o boca, respiración dificultosa y asma.

Las personas con antecedentes de alergias alimentarias deben consultar con un especialista antes de consumir ajonjolí en cualquiera de sus formas.

Precauciones

Debido a que el ajonjolí puede tener un efecto laxante, se recomienda a las personas que sufren de diarrea que eviten la ingesta de semillas, aceite o suplementos de esta planta. Se cree que el consumo excesivo de sésamo o ajonjolí puede causar problemas estomacales debido a su acción digestiva.

Se recomienda que las mujeres embarazadas o lactantes, así como las personas que toman medicamentos para cualquier enfermedad grave, hablen con su médico antes de introducir cualquier suplemento natural en su dieta.

EL ÁCIDO OXÁLICO EN LAS SEMILLAS DE AJONJOLÍ CRUDAS Y SIN CÁSCARA PUEDE INTERFERIR CON LA ABSORCIÓN DE CALCIO Y CRISTALIZARSE EN LOS RIÑONES. LAS PERSONAS CON ANTECEDENTES DE CÁLCULOS RENALES DEBEN EVITAR SU CONSUMO EXCESIVO.

Ajonjolí: Información nutricional

Información nutricional del ajonjolí

El impresionante perfil nutricional de las semillas de ajonjolí las hace ideales como un bocadillo diario, ya que solo una cucharada proporciona no solo buenas cantidades de fibra dietética y grasas saludables, excelentes para la salud cardiovascular y para reducir el colesterol, sino también proteínas de origen vegetal para músculos y huesos sanos.

Al igual que otras nueces y semillas, el ajonjolí es rico en minerales esenciales pero proporciona cantidades particularmente elevadas de cobre que, en combinación con el hierro, ayuda en la formación de glóbulos rojos, y fortalece los vasos sanguíneos, los nervios, el sistema inmunológico y los huesos.

LAS PROTEÍNAS DE ORIGEN VEGETAL, ENTRE OTROS FITOCOMPUESTOS DEL AJONJOLÍ, COMO LOS POLIFENOLES, QUE POSEEN EFECTOS ESTROGÉNICOS, HAN DEMOSTRADO SER EFICACES PARA PREVENIR LA OSTEOPOROSIS.

Otros minerales importantes en las semillas de ajonjolí son: calcio, crucial para la formación de huesos, la coagulación de la sangre, la función del sistema nervioso y la relajación muscular, así como para el equilibrio hormonal y la salud del corazón; hierro, que es un componente importante de la hemoglobina, esencial para el transporte de oxígeno a través del cuerpo; magnesio, necesario para la producción de energía, así como para la síntesis de proteínas, la función muscular y nerviosa, el control de la glucosa en la sangre y la presión arterial; fósforo, que es esencial para la formación de huesos y dientes, así como para el metabolismo de carbohidratos y grasas; zinc, que es necesario para el buen funcionamiento del sistema inmunológico y también desempeña un papel en la cicatrización de tejidos y la descomposición de carbohidratos; manganeso, importante para la formación de tejido conectivo, huesos, coagulación sanguínea y hormonas sexuales, así como para el metabolismo de grasas y carbohidratos, la absorción de calcio y la regulación del azúcar en la sangre; y selenio, que desempeña un papel fundamental en la reproducción, el metabolismo de la hormona tiroidea y la síntesis de ADN, así como en la protección del organismo contra el daño celular y las infecciones.

Adicionalmente, las semillas de ajonjolí proporcionan la mayoría de las vitaminas del grupo B, que promueven la salud del sistema inmunológico y nervioso, además de una piel sana y un metabolismo adecuado de los alimentos.

UNA CUCHARADA DE SEMILLAS DE AJONJOLÍ (9 GRAMOS) PROPORCIONA 52 CALORÍAS, ASÍ COMO UN 3%, 7% Y 4% DEL VALOR DIARIO DE PROTEÍNAS, GRASAS Y FIBRA DIETÉTICA, RESPECTIVAMENTE.

Cómo consumir ajonjolí

Datos básicos (Cómo consumir)
  • Partes comestiblesSemilla, Aceite
  • Usos alimentariosSaborizante, Aceite, Proteína
  • SaborSuave
Cómo consumir ajonjolí

Las semillas de la planta de ajonjolí o sésamo (Sesamum indicum) se han utilizado en recetas durante miles de años. Las semillas están disponibles en dos formas: negras y blancas. Las semillas blancas, que son simplemente el interior de las semillas negras, sin la cáscara, se consideran menos valiosas desde el punto de vista medicinal.

Debido a su agradable sabor a nuez, las semillas de ajonjolí a menudo se usan para complementar recetas culinarias, tales como hamburguesas, palitos de pan, sushi y platos con pollo. De manera similar, el aceite de ajonjolí es a menudo utilizado en la cocina asiática, y se recomienda como aderezo en lugar de aceite para cocinar dado que tiene un punto de humo muy bajo, lo que significa que su contenido de nutrientes y su sabor disminuirán a bajas temperaturas.

El aceite de ajonjolí se extrae de las semillas y tiene usos tanto culinarios como medicinales.

Formas naturales

  • Seco. Las semillas secas de ajonjolí (sin la cáscara) se pueden consumir directamente como un bocadillo saludable, ya que brindan cantidades generosas de fibra, proteínas vegetales y ácidos grasos.

  • Asado o tostado. El ácido oxálico contenido en el ajonjolí se reduce significativamente cuando las semillas se asan en el horno o se tuestan en una sartén, lo que permite una mejor absorción de sus altos niveles de calcio. Las semillas de sésamo, asadas o tostadas, pueden consumirse solas, como bocadillo, o agregarse a ensaladas.

  • Infusión. Existen muchas recetas para preparar té de ajonjolí, que se considera especialmente importante en la medicina tradicional china para tratar el estreñimiento. Es fácil de preparar y se puede agregar limón o miel para alterar el sabor, si lo desea.

  • Polvo. Hecho a partir de semillas tostadas, la harina de sésamo o ajonjolí es una gran fuente de proteínas vegetales y grasas saludables, así como otros nutrientes esenciales. Tiene una vida útil más larga y se puede agregar a batidos saludables y diversas preparaciones culinarias.

  • Pasta. Las semillas de ajonjolí se pueden convertir en una pasta cremosa y utilizarse de la misma manera que otras mantequillas de nuez, como las de maní o almendras. La pasta de ajonjolí es también el ingrediente principal del “tahini”, una sabrosa preparación del Medio Oriente.

Remedios herbales y suplementos

  • Aceite. Extraído de las semillas a través de un proceso llamado prensado en frío, el aceite de sésamo o ajonjolí tiene un alto contenido de ácidos grasos poliinsaturados (PUFA), que han demostrado ser beneficiosos para la salud cardiovascular, así como para mejorar la digestión y el estreñimiento.

  • Tintura. Esta preparación se puede hacer en casa, cubriendo las semillas trituradas con alcohol para extraer las propiedades del ajonjolí. Se debe diluir con agua antes de consumir, como complemento para fortalecer la salud cardiovascular.

  • Ungüento. El ungüento es para uso externo solamente. Derivado del aceite de ajonjolí, se sugiere su aplicación en infecciones de la piel, que se pueden tratar gracias a las propiedades antibacterianas de la planta.

  • Cápsulas. Las cápsulas de sésamo, que contienen aceite o extracto de sesamina, están ampliamente disponibles, en diferentes concentraciones. Este tipo de suplementos es adecuado para garantizar una dosis estándar, a fin de promover la salud cardiovascular y la función digestiva.

Dónde comprar ajonjolí

Datos básicos (Dónde comprar)
  • Dónde comprarSupermercados, Grandes minoristas en línea, Tiendas de hierbas en línea, Tienda local de hierbas, Mercados orgánicos, Tiendas de salud en línea

Formas naturales

Es posible comprar semillas y aceite de ajonjolí, así como casi todas las formas naturales arriba mencionadas, en la mayoría de supermercados o en línea. No es común encontrar té de sésamo, aunque algunas tiendas de productos naturales o minoristas en línea pueden ofrecer este tipo de preparación. Alternativamente, hay muchas recetas disponibles para preparar té de sésamo en casa.

Remedios herbales y suplementos

Es posible comprar algunos suplementos de sésamo en tiendas de salud natural o en línea. Existe una amplia gama de suplementos disponibles, por lo que es importante llevar a cabo una investigación adecuada y recibir asesoramiento de un profesional de la salud para confirmar la dosis y concentración adecuadas para tratar condiciones de salud específicas.

Cómo cultivar ajonjolí

Datos básicos (Cómo cultivar)
  • Ciclo de vidaAnual
  • Partes cosechadasSemillas
  • Requerimientos de luzPleno sol
  • Tipo de sueloBien drenado
  • Hábitat de crecimientoClimas cálidos
  • Época de siembraPrimavera
  • Espacio entre plantas0.15 m (0.49 ft)
  • Tiempo de crecimiento3 meses
  • Posibles plagas de insectosÁcaros, Mosca blanca, Saltamontes, Cochinillas
  • Enfermedades potencialesPodredumbre de la raíz, Mancha bacteriana de la hoja, Marchitez por Fusarium

Aunque crecen naturalmente en los climas cálidos de África y la India, se puede cultivar la planta de ajonjolí (Sesamum indica o Sesamum orientale) en muchos lugares alrededor del mundo. Sin embargo, el ajonjolí requiere de ciertos cuidados y mantenimiento general, y es necesario conocer las condiciones ideales para que esta planta prospere.

Instrucciones de cultivo

  • Las semillas de ajonjolí deben sembrarse en un área con amplia exposición al sol, ya que las plantas no se desarrollarán bien a la sombra. También son sensibles a las bajas temperaturas y deben plantarse una vez pasado el riesgo de heladas.

  • Las semillas de ajonjolí deben sembrarse a una distancia de aproximadamente 15 cm (6 pulgadas) y aproximadamente 1.25 cm (1/2 pulgada) de profundidad para garantizar que tengan suficiente acceso la luz solar.

  • La planta de ajonjolí requiere riego de una a dos veces por semana. El suelo debe estar siempre húmedo pero bien drenado. El agua debe aplicarse a nivel del suelo, ya que si las plantas se riegan desde arriba corren el riesgo de desarrollar enfermedades. 

  • Las semillas de ajonjolí requieren una temperatura de alrededor de 70°F (21°C) para germinar. En condiciones adecuadas, los primeros brotes aparecerán, aproximadamente, después de dos semanas.

  • Si se prefiere, es posible comenzar el cultivo de ajonjolí en interiores, y las plantas de semillero se pueden trasplantar al exterior cuando la temperatura sea adecuada.

  • Las plantas de ajonjolí están listas para ser cosechadas después de unos tres meses, cuando hayan alcanzado una altura de aproximadamente tres pies (90 cm). En este punto, los pequeñas vainas que contienen las semillas deben ser de color verde.

Información adicional

Datos básicos (Información adicional)
  • Otros usosProductos cosméticos

Taxonomía del ajonjolí

El ajonjolí o sésamo es conocido botánicamente como Sesamum indicum o Sesamum orientale. Se trata de una hierba anual que generalmente crece a alrededor de tres pies (90 cm) de altura y tiene una extensión de alrededor de 20 pulgadas (50 cm). El tallo, grueso y ligeramente erizado, crece erguido y a su alrededor se desarrollan grandes hojas ovales. En la intersección del tallo con las hojas, se desarrolla un grupo de tres o cuatro vainas. Las vainas generalmente contienen de 15 a 20 semillas, planas y de forma ovalada, que pueden ser de color amarillo, beige o negro.

  • Clasificación

    Sesamum indicum pertenece al género Sesamum, que se compone de 26 especies aceptadas y es uno de los 67 géneros de la familia Pedaliaceae, también conocida como la familia del sésamo. Otra especie conocida dentro de este grupo botánico es el harpagofito (Harpagophytum procumbens), que también tiene usos medicinales.

  • Cultivares de ajonjolí

    Muchos cultivares diferentes de Sesamum indicum han sido creados por productores, y se dividen en dos grupos: ramificados y no ramificados. Los cultivares ramificados de ajonjolí incluyen 'Margo', 'Blanco' y 'Ambia', que generalmente tienen alto contenido de aceite, pero un sabor más amargo. Por otro lado, los cultivares no ramificados, como 'Baco' y 'Paloma', tienen alrededor de un 50% menos de ácidos grasos, pero se usan comúnmente para la producción de aceite porque son más adecuados para la recolección mecánica.

Historia del ajonjolí

Se reconoce ampliamente que las semillas de ajonjolí se han utilizado en los medicamentos tradicionales de Asia y África durante miles de años. Se cree que la planta se introdujo en los EE. UU. a principios del siglo XVIII, cuando los esclavos africanos llevaron las primeras semillas a Carolina del Sur. Sin embargo, no fue hasta mediados del siglo XX cuando comenzó la producción comercial de las semillas de ajonjolí con cultivares no ramificados, más adecuados para la cosecha mecánica.

Datos económicos

Las semillas y el aceite de ajonjolí siguen siendo de uso popular, tanto en la gastronomía como en la fitoterapia, por lo que la producción de esta planta se considera lucrativa. En el año 2013, la producción mundial de semillas de ajonjolí ascendió a más de tres millones de dólares, y la gran mayoría se cultivó en África y Asia.

ALREDEDOR DEL 79% DEL ACEITE DE AJONJOLÍ EN EL MUNDO PROVIENE DE ASIA, SIENDO MYANMAR, CHINA Y LA INDIA LOS MAYORES PRODUCTORES.

Creencias populares

Las semillas de sésamo se mencionan en los cuentos populares árabes, como Las mil y una noches. En el relato de Alí Babá y los cuarenta ladrones, el personaje principal, Alí Babá, tiene que usar la frase "ábrete sésamo" para poder entrar a una cueva. Esta frase se deriva del proceso natural de la apertura de una cápsula de ajonjolí cuando está madura, lo que da como resultado la dispersión de la semilla en los cultivares ramificados.

Otros usos

  • Industria cosmética. El aceite de sésamo también es un agente emoliente, lo que significa que puede suavizar la piel; por este motivo, se utiliza en cosméticos y humectantes. Muchos dermatólogos lo recomiendan porque ser natural y efectivo. Debido a los compuestos químicos que contiene, no es necesario agregar muchos conservantes a los productos que llevan aceite de ajonjolí, por lo que suele ser adecuado para aquellos que tienen piel sensible.

Tanto las semillas como el aceite de ajonjolí, así como sus productos derivados están ampliamente disponibles en todo el mundo. Los usos del ajonjolí, tanto culinarios como medicinales, han resistido la prueba del tiempo, y los herboristas a menudo recomiendan esta planta para tratar una variedad de dolencias. La adición del ajonjolí o sésamo a una dieta balanceada puede complementar la salud y el bienestar general.

Bibliografía

  • Advanced Herbal Medicine, Evaluation of antibacterial effect of sesame oil, olive oil and their synergism on Staphylococcus aureus in vitro, 2016
  • Agricultural Marketing Resource Center, Sesame Profile
  • Allergy UK, Sesame and Other Seeds
  • Anaphylaxis Campaign, Sesame Allergy: The Facts
  • Food and Agriculture Organization (FAO), Nutritional, Medicinal and Industrial Uses of Sesame (Sesamum indicum L.) Seeds – An Overview (2010) | FAOSTAT Sesame seed
  • Journal of Nutrition and Food Sciences, A Review on Nutritional and Nutraceutical Properties of Sesame, 2012
  • Linus Pauling Institute, Lignans
  • National Library of Medicine, Sesame (Sesamum indicum L.)
  • Natural Medicine Journal, Plant-Based Proteins Necessary for Healthy Bones, 2013
  • Plants For A Future, Sesamum indicum L.
  • Purdue University, Food, Industrial, Nutraceutical, and Pharmaceutical Uses of Sesame Genetic Resources | Sesame
  • Sesame: The genus Sesamum, p. 501
  • The British Journal of Nutrition, Comparative analysis of sesame lignans (sesamin and sesamolin) in affecting hepatic fatty acid metabolism in rats, 2007
  • The Encyclopedia of Healing Foods, p. 457
  • The Plant List, Sesamum
  • FAOSTAT, Crops processed. Oil, Sesame
Beneficios del ajonjolí