Chía

Chía es el "superalimento" de moda, pero el consumo de esta hierba se remonta a más de 5,000 años atrás, cuando sus semillas eran consideradas por los antiguos mayas como una importante fuente de energía. Conozca más sobre la historia y los beneficios de la chía, así como la mejor forma de consumirla para obtener sus propiedades medicinales.

Datos básicos
Información general
  • Nombres comunesChía, chian
  • Nombre científicoSalvia hispanica
  • Distribución geográficaSudamérica, Centroamérica, América del Norte, Oceanía, África
  • Tipo de plantaHierba
  • Región nativaAmérica del Norte, América Central/El Caribe
  • Principales productoresMéxico
  • Principal uso económicoAlimenticio
  • Parte más utilizadaSemilla
Chía

Procedente de los climas templados de México y América Central, investigaciones científicas han hallado evidencia del consumo de la chía hacia el año 3500 AEC. Alrededor del año 2600 AEC, ya era un cultivo importante para grandes civilizaciones de Mesoamérica, como los Mayas. El nombre común de la chía proviene de la palabra náhuatl chian, que significa "fuerte" o “fuente de vigor”.

Chía: Propiedades medicinales

Datos básicos (Propiedades medicinales)
  • Acción medicinalCardioprotectora, Hipoglucémica
  • Principios activosÁcidos grasos omega-3, flavonoides, fenoles
  • Formas de consumoCápsulas, Polvo, Aceite esencial, Seco
  • Calificación medicinal(3) Razonablemente útil
  • Calificación de seguridadSegura
Propiedades medicinales de la chía

Beneficios de la chía

Pocas investigaciones se han llevado a cabo para respaldar los usos de la chía. Sin embargo, debido a los informes de su rico contenido de nutrientes y acción antioxidante, se está examinando la efectividad de la chía para:

  • Mejorar la salud cardiovascular. Se piensa que, debido a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, el consumo de chía puede reducir el riesgo de enfermedades cardiacas.

  • Disminuir la presión sanguínea. Se cree que las semillas de chía pueden servir para reducir la presión arterial sistólica con el tiempo.

  • Controlar los niveles de glucosa en sangre. El alto contenido de fibra dietética en las semillas de chía es posiblemente una de las razones por las cuales su consumo puede ayudar en el tratamiento de la diabetes.

Cómo funciona

Los principales compuestos activos en la chía son ácidos grasos omega-3, fenoles y flavonoides, todos con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Muchos estudios han demostrado que los ácidos grasos omega-3 poseen actividades inmunomoduladoras potentes, capaces de inhibir la interleucina 1 (IL-1), una citocina proinflamatoria, contribuyendo así a reducir el riesgo de enfermedad coronaria y depresión mayor, así como de afecciones autoinmunes, tales como la artritis reumatoide, la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerativa, la psoriasis, el lupus eritematoso, la esclerosis múltiple y las migrañas.

El mecanismo exacto detrás de las propiedades hipoglucémicas de la chía aún no se ha explicado del todo; sin embargo, los estudios sugieren que la fibra soluble y los antioxidantes contenidos en las semillas de chía reducen los picos de azúcar después de las comidas (glucemia postprandial) y la presión arterial, lo que ayuda a prevenir y tratar enfermedades metabólicas como la hipertensión, el colesterol alto y la diabetes.

Otras hierbas con propiedades hipotensoras son el azafrán y las bayas de goji, mientras que la carambola y la guanábana también contribuyen a bajar los niveles de azucar en sangre.

Efectos secundarios de la chía

En general, la chía se considera segura para el consumo de personas que no son alérgicas a ella. Sin embargo, se recomienda que su consumo no exceda los 48 gramos por día para evitar efectos adversos.

Chía: Información nutricional

Información nutricional de la chía

Las semillas de chía están llenas de valor nutricional. Además de ser una excelente fuente de minerales, principalmente manganeso, el cuál es necesario para el metabolismo de los carbohidratos, así como para promover la absorción de calcio y regular los niveles de azúcar en la sangre; selenio, que protege la integridad de las células y apoya el metabolismo de la hormona tiroidea; cobre, crucial para la generación de nuevos glóbulos rojos y esencial para las funciones corporales; magnesio, un nutriente importante que apoya la producción de energía y la regulación de la presión arterial; y fósforo, que ayuda en el metabolismo de carbohidratos y grasas, así como en la producción de proteínas.

El perfil nutricional de las semillas de chía se redondea con una buena cantidad de vitaminas y minerales, principalmente B3 (niacina) y B1 (tiamina), calcio, hierro, y zinc. La acción combinada de estos nutrientes contribuye a la inmunidad de soporte, la densidad mineral ósea, las funciones neurológicas y la producción de glóbulos rojos.

UNA ONZA DE SEMILLAS DE CHIA (28,35 G) PROPORCIONA 138 CALORÍAS Y UN IMPRESIONANTE 39% DEL VALOR DIARIO DE FIBRA DIETÉTICA.

Cómo consumir chía

Datos básicos (Cómo consumir)
  • Partes comestiblesSemilla
  • Usos alimentariosEspesante, Aceite
Cómo consumir chía

Las semillas de chía son la parte más consumida de la planta, aunque los brotes de chía también se pueden comer como vegetales.

Formas naturales

  • Seca. Las semillas de chía se pueden mezclar en batidos y espolvorear sobre yogur y ensaladas, a fin de proveer una dosis extra de nutrientes. Los pudines de chía son una excelente forma de consumir las semillas mucilaginosas y aprovechar sus beneficios para la salud.

  • Molida. Entre las propiedades de la chía molida está el elevar los niveles de ácidos grasos omega-3 del cuerpo más efectivamente que las semillas enteras, así como contribuir a bajar la presión sanguínea. Las semillas de chía, una vez secas y finamente molidas, se pueden rociar sobre yogur y otras preparaciones para agregar valor nutritivo.

Remedios herbales y suplementos

La chía también se puede consumir en dosis medicinales para obtener beneficios específicos para la salud.

  • Aceite. Producto del prensado en frío de las semillas, aceite de chía suele ser consumido por aquellos que buscan una alta dosis de ácidos grasos omega-3 para mejorar la salud cardiovascular.

  • Cápsulas. Las cápsulas de chía proporcionan una dosis estándar de nutrientes y son una excelente forma de aprovechar las propiedades hipoglucemiantes, cardioprotectoras, y antiinflamatorias de la planta.

Dónde comprar chía

Formas naturales

A medida que la demanda se expande, comprar chía es cada vez más sencillo. Incluso las tiendas de abarrotes y los supermercados fuera de sus regiones nativas venden semillas de chía, ya sea enteras o molidas, al igual que la mayoría de las tiendas de alimentos saludables. Los mercados étnicos también son un gran lugar para buscar chía durante los primeros meses de otoño, cuando la temporada de cosecha facilita su disponibilidad.

Remedios herbales y suplementos

El aceite de semillas de chía es el suplemento más popular y ampliamente disponible de la planta. A menudo se encuentra en las tiendas naturistas y supermercados que transportan productos orgánicos. Las cápsulas también pueden conseguirse en tiendas minoristas y mayoristas. Finalmente, los puntos de venta en línea son recursos efectivos para satisfacer las necesidades individuales en cuanto a precio y cantidad.

Cómo cultivar chía

Datos básicos (Cómo cultivar)
  • Ciclo de vidaAnual
  • Partes cosechadasSemillas
  • Requerimientos de luzPleno sol
  • Tipo de sueloArenoso, Bien drenado
  • pH del suelo6.6 – 7.3 (Neutral)
  • Hábitat de crecimientoClima templado
  • Pre-tratamiento de la semillaNinguno
  • Época de siembraInicio de la primavera
  • Espacio entre plantas0.5 m (1.64 ft)
  • Tiempo de crecimiento3 - 4 meses

La chía es una hierba perenne cuando crece en estado salvaje, pero generalmente se considera anual cuando se cultiva con fines comerciales, ya que la cosecha requiere extraer la planta:

Instrucciones de cultivo

  • El mejor momento para propagar las semillas de chía es cuando las temperaturas promedio alcanzan los 65°F (18°C) o más, aunque se puede cultivar con éxito durante todo el año como una planta de interior.

  • Abundante luz solar y clima cálido, así como suelo arenoso y bien drenado, promoverán un crecimiento rápido de la planta de chía.

  • Las semillas se deben sembrar a 18 – 24 pulgadas (46 a 60 cm) de distancia a fin de que tengan espacio suficiente para expandirse. Los brotes deberían aparecer dentro de las dos semanas posteriores a la siembra.

  • Se debe deshierbar continua y meticulosamente durante los primeros meses de crecimiento, pero una vez que la planta de chía ha desarrollado una buena cobertura, el problema se resolverá solo.

  • Una vez establecida, la chía requiere poco mantenimiento, y las semillas se pueden cosechar a fines del verano o principios del otoño.

Se puede encontrar información más detallada sobre el cultivo de chía en el huerto.

Información adicional

Taxonomía de la chía

Con una altura de aproximadamente tres pies (1 m) de altura, la planta de chía presenta hojas puntiagudas y ovaladas en tallos erectos y ramificados. En los meses de verano, racimos de flores de color azul brillante se desarrollan al final de cada tallo, y las pequeñas semillas de chía, que pueden ser negras o blancas, contienen la mayoría de los nutrientes esenciales de la planta.

  • Clasificación

    La chía (Salvia hispanica) es un miembro de la familia Lamiaceae, también conocida como la familia de la menta, que comprende más de 4000 especies y 240 géneros, incluyendo una gran cantidad de hierbas aromáticas, como albahaca (Ocimum basilicum), salvia común (Salvia officinalis), lavanda (Lavandula officinalis), toronjil (Melissa officinalis), orégano (Origanum vulgare), menta piperita (Mentha piperita), romero (Rosmarinus officinalis) y tomillo (Thymus vulgaris). Salvia es el género más grande de esta familia y comprende 900 especies.

  • Variedades y subespecies de chía

    Aunque la chía no tiene subespecies registradas, comparte características cercanas con otros miembros del género Salvia. S. columariae, por ejemplo, también conocida como chía dorada, se puede utilizar para los mismos fines que la chía común. Sin embargo, su rango natural de crecimiento se extiende más hacia el norte en lo que ahora es el suroeste de los Estados Unidos; sus tallos presentan menos ramas y flores más brillantes. S. hispánica también se confunde a veces con S. lavandulifolia, o salvia española, una especie europea que se está estudiando por sus posibles efectos favorables para la memoria.

Historia de la chía

Durante miles de años, la chía fue una de los cuatro alimentos básicos de las antiguas civilizaciones mesoamericanas, junto con el amaranto o kiwicha, los frijoles, y el maíz. Se dice que las civilizaciones teotihuacana y tolteca la cultivaron ampliamente incluso antes del imperio azteca. La historia también informa que se usó como moneda y ofrenda a los dioses hasta el año 900 AEC, aproximadamente. La investigación moderna ha reconocido la antigua importancia de la planta de chía y, desde la década de 1980, sus semillas han vuelto a ser parte familiar de la dieta. 

Datos económicos

Después de varios siglos de supresión de cultivo, la chía ha comenzado a recuperar fuerza como una planta comercialmente viable, no solo en sus áreas originales de crecimiento sino también a escala mundial. Países latinoamericanos, como México y Ecuador, siguen siendo los principales productores, aunque Australia y Ghana también han comenzado a ver los beneficios económicos de cultivar chía.

Europa occidental y los EE.UU. son los principales mercados de importación de chía, y más de 100 productos en todo el mundo actualmente incorporan las nutritivas semillas de esta planta.

Otros usos de la chía

La chía es una especie ornamental popular en todos los climas que favorecen su cultivo. La década de 1980 vio un aumento en la popularidad de la planta gracias a la famosa Chia Pet, una estatuilla de cuyas perforaciones crecían brotes de chía. Si bien el atractivo nostálgico significa que este producto está volviendo a los estantes, la producción ha disminuido desde su apogeo.

Bibliografía

  • USDA Nutrient Database, National Nutrient Database for Standard Reference: Full Report (All Nutrients): 12006, Seeds, chia seeds, dried
  • FAOSTAT, Flavours, Spices, and Edible Gums: Opportunities for Integrated Agroforestry Systems
  • Journal of Alternative and Complementary Medicine, Chia seed supplementation and disease risk factors in overweight women: a metabolomics investigation, 2012
  • Royal Horticultural Society, Index of Garden Plants
  • European Journal of Clinical Nutrition, Reduction in postprandial glucose excursion and prolongation of satiety: possible explanation of the long-term effects of whole grain Salba (Salvia Hispanica L.), 2009
  • Journal of Biomedicine and Biotechnology, The Promising Future of Chia, Salvia hispanica L., 2012
  • Plant Foods for Human Nutrition, Chia flour supplementation reduces blood pressure in hypertensive subjects, 2014
  • Reviews on Recent Clinical Trials, Chia (Salvia hispanica): A Systematic Review by the Natural Standard Research Collaboration
  • Smithsonian Magazine, Chia Pet
  • Diabetes Care, Supplementation of Conventional Therapy with the Novel Grain Salba (Salvia hispanica L.) Improves Major and Emerging Cardiovascular Risk Factors in Type 2 Diabetes: Results of a Randomized Controlled Trial
  • Journal of the American College of Nutrition, Omega-3 fatty acids in inflammation and autoimmune diseases, 2002
Beneficios de la chía