Amaranto

El amaranto es uno de los secretos mejor guardados de América Central y del Sur, y su gran valor nutricional lo convierte en un "súperalimento" que además es bajo en calorías. Aprenda todo sobre la rica historia del amaranto y las muchas formas de incorporarlo a una dieta balanceada.

Datos básicos
Información general
  • Nombres comunesAmaranto, kiwicha, coime, ataco, airampo
  • Nombre científicoAmaranthus caudatus
  • Distribución geográficaDesde los Andes peruanos hasta el norte de México
  • Tipo de plantaHierba
  • Región nativaAméricas
  • Principales productoresPerú
  • Principal uso económicoAlimenticio
  • Grupos alimenticiosGranos y carbohidratos
  • Parte más utilizadaSemilla
Amaranto

El amaranto o kiwicha es uno de los muchos secretos mejor guardados de la cocina latinoamericana, y aún espera recibir el reconocimiento mundial como una fuente integral de nutrición. Sin embargo, las actuales tendencias de vida saludable pueden cambiar este hecho muy pronto, debido principalmente a que la planta de amaranto cuenta con una larga historia de uso en las Américas y a su inmenso valor nutricional que, de forma lenta pero segura, le está ganando el estatus de "súper alimento" en todo el mundo.

Amaranto: Propiedades medicinales

Datos básicos (Propiedades medicinales)
  • Acción medicinalDigestiva, Nutritiva
  • Principios activosaminoácidos esenciales (principalmente lisina), flavonoides
  • Formas de consumoCápsulas, Alimento, Polvo, Aceite esencial, Seco
  • Calificación medicinal(3) Razonablemente útil
  • Calificación de seguridadSegura
Propiedades medicinales del amaranto

Beneficios del amaranto

En las áreas donde se cultiva, el amaranto se ha utilizado principalmente como alimento por su increíble contenido nutricional. Históricamente, el amaranto se ha consumido como un complemento de calcio, ya que es rico en este mineral; sin embargo, la ciencia moderna está intentando corroborar la validez de sus usos tradicionales. Los hallazgos preliminares sugieren que el amaranto puede ser efectivo para los siguientes propósitos:

  • Estimular el proceso digestivo. El amaranto es particularmente rico en fibra, que ayuda a regular las funciones intestinales, aliviando el estreñimiento.
  • Mejorar el rendimiento cognitivo. Algunos estudios sugieren que el amaranto puede desempeñar un papel en la preservación y mejora de las habilidades cognitivas a lo largo de la vida.

Adicionalmente, la planta de amaranto también se puede usar de forma tópica, para calmar la piel irritada y reducir la inflamación causada por el herpes labial.

Cómo funciona

El amaranto contiene 10% más aminoácidos esenciales que cualquier grano o cereal, particularmente lisina, que no puede ser producida por el cuerpo humano y debe ser adquirida a través de la alimentación.  Muchas de las aplicaciones medicinales del amaranto provienen de su gran contenido de lisina, que es crucial para muchas funciones en el cuerpo. Este aminoácido desempeña un papel esencial en la producción de colágeno, la absorción de calcio y la conversión de grasa en energía.

Adicionalmente, tanto la planta como las semillas de amaranto contienen niveles elevados de flavonoides, fitoquímicos con propiedades antioxidantes, que ayudan a la absorción de la luz ultravioleta y tienen efectos beneficiosos sobre la salud de la piel.

El sacha inchi y la quinoa también poseen propiedades nutritivas, mientras que el kiwi y la piña se pueden utilizar también como fuentes alternativas de beneficios digestivos.

Amaranto: Información nutricional

Información nutricional del amaranto

Los usos del amaranto como medicina herbal se derivan principalmente de su alto contenido de vitaminas y minerales. Considerado como uno de los alimentos más saludables del mundo, el amaranto es una fuente increíble de nutrientes, especialmente para los niños, que pueden obtener hasta un 70% de su energía diaria de una sola porción.

Debido a su alto valor proteico y al hecho de ser bajas en calorías, las semillas de amaranto son una herramienta efectiva para perder peso, además de prevenir el exceso de acumulación de LDL o colesterol "malo". El amaranto es una excelente fuente de manganeso, un mineral que desempeña un papel importante en el metabolismo de los carbohidratos, promueve la absorción de calcio y ayuda a regular el azúcar en la sangre.

El amaranto también es una buena fuente de: cobre, un mineral esencial para las funciones corporales, particularmente la producción de glóbulos rojos; magnesio, necesario para la producción de energía y la regulación de la presión arterial; hierro, que promueve la formación de glóbulos rojos; fósforo, crucial para el metabolismo de carbohidratos y grasas, así como para la producción de proteínas; selenio, que ayuda a prevenir el daño celular y apoya el metabolismo de la hormona tiroidea; zinc, importante para la inmunidad, así como para la descomposición de carbohidratos; vitamina B6 (piridoxina), que desempeña un papel clave en el desarrollo y la función del cerebro, así como en la regulación del estado de ánimo y los ciclos del sueño; vitamina B9 (folato), importante para el desarrollo fetal y la absorción de hierro; y calcio, esencial para huesos y dientes fuertes, tanto como para la regulación hormonal.

Las semillas de amaranto también contienen pequeñas cantidades de otros nutrientes, como potasio, otras vitaminas del complejo B, y vitamina E.

100 GRAMOS DE SEMILLAS DE AMARANTO COCIDAS PROPORCIONAN 102 CALORÍAS, ASÍ COMO 8% DEL VALOR DIARIO DE PROTEÍNA Y FIBRA DIETÉTICA, RESPECTIVAMENTE.

Cómo consumir amaranto

Datos básicos (Cómo consumir)
  • Partes comestiblesHojas, Semilla
  • Usos alimentariosAceite, Proteína
Cómo consumir amaranto

Los usos tradicionales y modernos del amaranto han sido principalmente culinarios, con las hojas y las semillas de la planta como fuente de alimento. Sin embargo, el amaranto se usa cada vez más como ingrediente en productos alimenticios y herbales.

Formas naturales

  • Cocido. Las semillas de amaranto con sabor a nuez se pueden cocinar como el arroz, en sopas, ensaladas y guisos.

  • Harina. Cuando está finamente molido, el amaranto puede enriquecer el contenido nutricional de sopas, salsas y productos de panadería, y puede utilizarse como un sustituto sin gluten de la harina de trigo.

  • Inflado. Las semillas reventadas de amaranto pueden añadirse a ensaladas y postres.

  • Escamas. Los copos de amaranto se pueden cocinar de la misma manera que la avena y se pueden consumir como cereal en el desayuno.

Remedios herbales y suplementos

  • Aceite. Muchos beneficios para la salud se atribuyen al aceite de amaranto, principalmente la reducción de la presión arterial, así como mejoras en la función cardiovascular y la apariencia de la piel.

  • Cápsulas. Para aquellos que buscan aprovechar los beneficios del amaranto en dosis consistentes, el polvo de la planta y las semillas se puede encontrar en forma de cápsulas.

Las concentraciones apropiadas de amaranto en suplementos nutricionales difieren de una persona a otra, por lo que es importante seguir las instrucciones de la etiqueta y consultar a un profesional de la salud antes de embarcarse en un régimen complementario.

Dónde comprar amaranto

Datos básicos (Dónde comprar)
  • Dónde comprarSupermercados, Grandes minoristas en línea, Mercados de agricultores, Tiendas de salud especializadas, Tiendas de hierbas en línea, Mercados orgánicos

Formas naturales

A medida que su alcance internacional comienza a crecer, el amaranto o kiwicha se puede encontrar en un número cada vez mayor de supermercados y tiendas de abarrotes durante todo el año. En algunos lugares, las semillas solo pueden estar disponibles en mercados étnicos o en tiendas especializadas en alimentos saludables, pero las actuales tendencias de vida saludable están favoreciendo una mayor disponibilidad de la semilla de amaranto en sus diferentes formas.

Remedios herbales y suplementos

Los suplementos naturales de amaranto están disponibles a través de herboristerías. Sin embargo, los minoristas en línea ofrecen a los consumidores la más amplia variedad de posibilidades en cuanto a marcas, presentaciones, y rango de precios.

Cómo cultivar amaranto

Datos básicos (Cómo cultivar)
  • Ciclo de vidaAnual
  • Partes cosechadasSemillas, Hojas
  • Requerimientos de luzPleno sol
  • Tipo de sueloFranco, Bien drenado
  • pH del suelo6.1 – 6.5 (Ligeramente ácido), 6.6 – 7.3 (Neutral), 7.4 – 7.8 (Ligeramente alcalino)
  • Hábitat de crecimientoClima templado
  • Tiempo de crecimiento4 a 5 meses

El amaranto (Amaranthus caudatus) es una especie anual, que crece en condiciones similares a las de su pariente cercano, la quinua (Chenopodium quinoa) y otros miembros de la familia Amaranthaceae; sin embargo, es sorprendentemente tolerante a una amplia gama de condiciones climáticas.

Instrucciones de cultivo

  • El amaranto puede sobrevivir a temperaturas de 39 - 104°F (4 - 40°C), aunque prefiere climas moderadamente cálidos, con temperaturas de 70 - 82°F (21 - 28°C).

  • En sus zonas nativas, la planta de amaranto se cultiva tanto a nivel del mar como en áreas montañosas, de hasta 11,800 pies (3,600 m).

  • Los suelos sueltos y francos, ligeramente ácidos o ligeramente alcalinos, son ideales, aunque la planta también tolera suelos salinos.

  • La humedad adecuada es crítica para la propagación inicial y la polinización. Se necesitan aproximadamente de cuatro a seis meses para cosechar las semillas de amaranto, aunque cada planta puede generar hasta 100,000 semillas a la vez.

Se puede encontrar información más detallada sobre el cultivo de amaranto en el huerto.

Información adicional

Datos básicos (Información adicional)
  • Otros usosTinte

Taxonomía del amaranto

Aunque normalmente es más pequeño, la planta de amaranto puede alcanzar hasta 8,2 pies (2,5 m) de altura, y las ramas del tallo central pueden comenzar tan bajas como la base, con panículas cilíndricas de flores de color rojo oscuro a blanco que pueden llegar a 35 pulgadas (90 cm) de largo. Las hojas grandes y elípticas también son abundantes, y las frutas pequeñas de una sola semilla aparecen en cantidades masivas por espécimen. Las semillas se destinan principalmente para uso humano.

  • Clasificación

    El amaranto o kiwicha, es un miembro de la familia Amaranthaceae, junto con aproximadamente otras 2500 especies de plantas con flores, incluyendo cultivos de gran importancia económica, como la quinoa (Chenopodium quinoa) y la espinaca (Spinacia oleracea).

  • Variedades y subespecies de amaranto

    Existen más de 1200 variedades de amaranto en la naturaleza, las cuales generalmente se distinguen por la forma y el color de sus flores, así como por las hojas de la planta. La mayoría de cultivares se ha desarrollado en el Perú, incluyendo 'Noel Vietmeyer', una versión más alta, cuyas semillas son valiosas para hacer harina, y 'Alan García', una planta más corta que produce un mayor rendimiento, aunque es propensa a la contaminación por plagas.

Historia del amaranto

Desde los Andes peruanos hasta el norte de México, diferentes miembros del género Amaranthus han crecido en estado salvaje en Centro y Sudamérica durante al menos 7000 años. Aunque se desconoce con exactitud, se piensa que el origen del amaranto se encuentra en los Andes Centrales, ya que la planta se distingue por su tolerancia a diversas condiciones de crecimiento, que van desde elevaciones montañosas hasta el nivel del mar.

El nombre quechua para el amaranto es kiwicha,  y muchos términos para el amaranto en inglés, tales como love-lies-bleeding (amor sangrante) y velvet flower (flor de terciopelo), se refieren al color rojo intenso de sus flores.

Datos económicos

Hoy en día, el amaranto se consume ampliamente en América Central y del Sur, donde la producción se concentra en el Perú, país que genera la mayor parte del suministro mundial. Solo en 2011, el Perú produjo más de 3400 toneladas de semillas comestibles, principalmente para uso doméstico y regional.

Bolivia, Ecuador y México también son conocidos por cultivar amaranto, aunque a una escala mucho más pequeña. El potencial de cultivo del amaranto en China, Nepal, y la India está comenzando a recibir atención a nivel internacional.

Bibliografía

Beneficios del amaranto