Ajo de oso

El ajo de oso cuenta con una larga historia de aplicaciones medicinales, principalmente para tratar el colesterol alto y la hipertensión. Sigue leyendo para conocer todo sobre los beneficios y propiedades medicinales del ajo de oso, así como sus principales formas de consumo y mucho más.

Datos básicos
Información general
  • Nombres comunesAjo de oso, ajo silvestre, ajo de bosque
  • Nombre científicoAllium ursinum
  • Tipo de plantaHierba
  • Región nativaNorte de Europa
  • Principal uso económicoMedicinal
  • Grupos alimenticiosFrutas y vegetales
  • Parte más utilizadaBulbo (rizoma), Partes aéreas
Ajo de oso

Reverenciado por sus propiedades de limpieza de la sangre, el ajo de oso, también conocido como ajo silvestre y ajo de bosque, es una de las plantas medicinales más antiguas y populares entre animales y seres humanos por igual. Siga leyendo para aprender más sobre los beneficios del ajo de oso y sus usos actuales.

Ajo de oso: Propiedades medicinales

Datos básicos (Propiedades medicinales)
  • Acción medicinalAntimicrobiana, Cardioprotectora
  • Principios activosCompuestos de sulfuro (principlamente ajoene), glicósidos esteroideos (principalmente adenosina), fenoles
  • Formas de consumoCápsulas, Decocciones, Alimento, Tintura
  • Calificación medicinal(2) Mínimamente útil
  • Calificación de seguridadUsar con precaución
Beneficios y propiedades del ajo de oso

Beneficios del ajo de oso

Aunque se trata de una hierba poco conocida en la actualidad, el ajo de oso, o ajo silvestre, se considera medicinalmente más potente que el ajo común, y posee propiedades antioxidantes, cardioprotectoras, antimicrobianas y antifúngicas. Entre los más populares y estudiados beneficios del ajo de oso se encuentran:

  • Mejorar la salud cardiovascular. La actividad antiplaquetaria del ajo de oso es responsable de adelgazar la sangre y revertir la hipertensión. Por otro lado, se ha demostrado que el ajo de oso reduce los niveles dañinos de colesterol, previniendo así las enfermedades cardiovasculares.

  • Combatir enfermedades infecciosas. Gracias a su potente acción antimicrobiana, el ajo de oso ayuda a combatir las infecciones corporales causadas por bacterias, virus y hongos, además de acelerar la recuperación del resfriado común.

Adicionalmente, las investigaciones sugieren que el tratamiento regular con ajo de oso puede ayudar a eliminar toxinas del cuerpo y aliviar problemas gastrointestinales.

El AJO DE OSO ES UNA HIERBA SALUDABLE PARA EL CORAZÓN, CONOCIDA POR MEJORAR LA CIRCULACIÓN Y REDUCIR EL RIESGO DE DESARROLLAR ARRITMIA CARDÍACA.

Cómo funciona

Aunque se compone de una larga lista de sustancias naturales, se piensa que los beneficios del ajo de oso provienen de su alto contenido de compuestos sulfúricos, fenoles y glucósidos esteroideos, todos los cuales se consideran responsables de las potentes acciones antimicrobianas y antifúngicas de la hierba.

Las propiedades medicinales del ajo de oso son comparables al ajo común en muchos aspectos, pero sus mecanismos de acción aún están siendo investigados. Algunos estudios han demostrado que esta hierba es casi 20 veces más alta en adenosina (un tipo de glucósido) y ofrece el doble del contenido normal de ajoeno (un compuesto sulfúrico) en comparación con otras especies del género Allium. Ambos compuestos parecen trabajar en conjunto para estabilizar la presión arterial y los niveles de colesterol, así como para inhibir la coagulación y mejorar el metabolismo del colesterol.

SE CREE QUE LOS COMPUESTOS ACTIVOS DEl AJO DE OSO INTERACTÚAN CON LOS CANALES DE CALCIO Y POTASIO PARA PROMOVER LA DILATACIÓN DE LOS VASOS SANGUÍNEOS E INHIBIR LA COAGULACIÓN.

Otras hierbas con propiedades cardioprotectoras son el aguacate, las aceitunas y el sacha inchi, en tanto que la equinácea, el limón y la cebolla también son efectivos para tratar y prevenir el resfriado común, así como otras enfermedades infecciosas.

Efectos secundarios del ajo de oso

Sin efectos secundarios graves, el ajo de oso es generalmente seguro cuando se consume como alimento. En casos especiales, sin embargo, puede causar reacciones alérgicas en personas sensibles.

Precauciones con el ajo del oso

Las personas sensibles a las especies del género Allium, como el ajo común, la cebolla, el puerro y el chalote, deben evitar el ajo de oso. Debido a la falta de pruebas clínicas, es recomendable que las mujeres embarazadas y amamantando, así como los niños pequeños, deben el consumo de esta hierba en formas medicinales.

El ajo de oso tiene la capacidad de diluir la sangre y puede aumentar la probabilidad de sangrado cuando se toma con warfarina u otros medicamentos anticoagulantes.

Cómo consumir ajo de oso

Datos básicos (Cómo consumir)
  • Partes comestiblesFlores, Hojas, Raíz, Tallo
  • Usos alimentariosSaborizante
Cómo consumir ajo de oso

Aunque posee los niveles más altos conocidos de ajoeno y adenosina en el reino vegetal, el ajo de oso, o ajo silvestre, suele ser sustituido por ajo común en la cocina. Sin embargo, las hojas de esta hierba también son comestibles, y pueden usarse para agregar sabor a pizzas, ensaladas, pastas y salsas de pesto.

La mejor manera de obtener todos los beneficios del ajo de oso es consumir esta hierba en preparaciones medicinales.

CADA PARTE DEL AJO DE OSO TIENE VALOR MEDICINAL.

Formas naturales

  • Cocido. El fuerte sabor a cebolla de los bulbos frescos del ajo de oso los hace atractivos como vegetales hervidos en sopas calientes, de donde se pueden obtener las propiedades antimicrobianas y cardioprotectoras de la planta.

  • Decocción. Los tallos y bulbos del ajo de oso, que a menudo se pasan por alto en las preparaciones medicinales, pueden hervirse para obtener un líquido concentrado, que se puede tomar por vía oral para disminuir la presión arterial y el colesterol, así como para combatir el resfriado común y otras enfermedades infecciosas.

Remedios herbales y suplementos

  • Tintura. La ingestión de aproximadamente 30 a 60 gotas de tintura de ajo de oso dos veces al día puede proporcionar al cuerpo todo lo que necesita para recuperarse de una enfermedad.

  • Cápsulas. Las cápsulas se rellenan con las hojas secas de la planta de ajo para proporcionar una dosis consistente de tratamiento a base de hierbas para reducir el colesterol.

Dónde comprar ajo de oso

Datos básicos (Dónde comprar)
  • Dónde comprarGrandes minoristas en línea, Mercados de agricultores, Tiendas de salud especializadas, Tiendas de hierbas en línea, Tienda local de hierbas, Mercados orgánicos

Formas naturales

El ajo de oso no es tan popular como el ajo común y es raro encontrarlo en  tiendas de comestibles y cadenas de supermercados. Se trata de una hierba que suele encontrarse creciendo en su ambiente natural, pero también es posible conseguirla en algunos mercados de agricultores, así como en viveros locales y en línea.

Remedios herbales y suplementos

En el mercado comercial de la medicina alternativa existen numerosos remedios y suplementos de ajo de oso, incluyendo cápsulas y tinturas, que se pueden comprar en farmacias y tiendas especializadas en salud; sin embargo, la mayor variedad de productos de ajo de oso pueden conseguirse a través de minoristas en línea.

Cómo cultivar ajo de oso

Datos básicos (Cómo cultivar)
  • Ciclo de vidaPerenne
  • Partes cosechadasFlores, Hojas, Tallo, Bulbo
  • Requerimientos de luzSombra parcial
  • Tipo de sueloFranco-arenoso, Bien drenado
  • pH del suelo5.6 – 6.0 (Moderadamente ácido), 6.1 – 6.5 (Ligeramente ácido)
  • Hábitat de crecimientoClima templado
  • Pre-tratamiento de la semillaEstratificación
  • Época de siembraOtoño
  • Espacio entre plantas0.15 m (0.49 ft)
  • Técnicas de propagaciónBulbos y cormos

El ajo de oso, también conocido popularmente como ajo silvestre y ajo de bosque, es una hierba de bajo mantenimiento que se cultiva mejor en zonas templadas. Las siguientes pautas ayudarán a garantizar que el crecimiento óptimo del ajo de oso, sin importar el nivel de experiencia en jardinería:

Instrucciones de cultivo

  • Al igual que su pariente cercano, el ajo común, el ajo de oso prospera en un clima fresco, y se planta más comúnmente durante el otoño, a fin de que desarrolle su sistema de raices durante el invierno. 

  • Si bien tolera un amplio rango de niveles de pH, el ajo silvestre prefiere un suelo ligeramente ácido entre 6.2 y 6.8.

  • El ajo de oso crece mejor en terrenos arenosos y bien drenados, que protegen a la planta del exceso de humedad.

  • Los bulbos se plantan directamente en el suelo, espaciados a aproximadamente 6 pulgadas (15 cm) de distancia, en filas ordenadas.

  • El ajo de oso es susceptible a varias plagas y enfermedades, incluyendo moscas, trips, podredumbre blanca, moho y manchas de hongos en las hojas. Por lo tanto, se requieren buenas prácticas de cultivo y control de plagas de calidad para ayudar a manejar estos problemas.

  • Las hojas y flores de ajo silvestre pueden ser cosechadas cada primavera. Mientras tanto, los bulbos se pueden replantar en verano, para poder cosecharlos en la siguiente temporada.

Información adicional

Datos básicos (Información adicional)
  • Otros usosAlimentación animal

Taxonomía del ajo de oso

El ajo de oso, ajo silvestre, o ajo de bosque, puede encontrarse creciendo libremente en los bosques húmedos de Europa y Asia. Con una altura promedio de 12 pies (3,7 m), el ajo de oso se caracteriza por una raíz bulbosa, similar a la de la cebolla, de la cual brota un tallo largo con dos largas hojas brillantes. De abril a junio, la planta produce una flor blanca que desprende un aroma similar al del ajo común.

  • Clasificación

    Allium ursinum es parte de la gran familia de Amaryllidaceae, representada por 59 géneros y más de 850 especies en todo el mundo. Como miembro del género Allium, el ajo de oso está estrechamente relacionado con hierbas como la cebolla (Allium cepa), el ajo común (Allium sativum), el puerro (Allium ampeloprasum) y el cebollín (Allium schoenoprasum).

    El nombre botánico de esta hierba, Allium ursinum, se deriva del latín ursus, que significa oso, debido a la predilección de estos grandes mamíferos por el consumo del ajo silvestre en los bosques europeos.

  • Subespecies del ajo de oso

    De acuerdo con la suavidad de la superficie del pedicelo (el soporte de la flor), hay dos subespecies comúnmente reconocidas de ajo de oso: Allium ursinum subsp. ursinum y Allium ursinum subsp. ucrainicum. Mientras que la primera parece ser nativa del norte y centro de Europa, la segunda se encuentra en el este y sureste del continente.

    Hoy en día, el ajo de oso se cultiva en todo el mundo. Sin embargo, es muy comúnmente confundido con el lirio venenoso del valle (Convallaria majalis), cuyas hojas se parecen mucho al ajo silvestre antes de la floración.

Historia del ajo de oso

El ajo de oso tiene una larga historia de uso. El botánico griego del siglo I, Pedanius Dioscórides, lo mencionó en su enciclopedia de cinco volúmenes sobre hierbas, promocionando su eficacia para la limpieza y desintoxicación del cuerpo. Durante la Edad Media, el rey Carlomagno catalogó la planta en su Capitulare de Villis imperialibis, una guía que destaca las propiedades medicinales de las hierbas comunes.

En 1992, el ajo de oso fue nombrado Planta del Año por la Sociedad para la Protección e Investigación de la Flora Europea. Aunque actualmente  eclipsado por sus parientes más lucrativos, el ajo silvestre sigue ofreciendo los mismos maravillosos beneficios para la salud que lo hicieron atractivo para los osos del viejo continente y merecedor de su nombre común.

Creencias populares

De acuerdo a la leyenda, el ajo de oso fue nombrado así debido a su atractivo para los osos pardos que viven en la región nativa de la planta, al norte de Europa. Debido a que a menudo suele ser la primera fuente de alimento disponible para estos animales, después de su largo periodo de hibernación, antiguamente se creía que la hierba era fuente de fuerza y vitalidad.

Otros usos

  • Jardinería. Pese a su peculiar aroma, las llamativas flores blancas del ajo del oso convierten a esta hierba en una excelente opción ornamental.

  • Forraje. Las hojas y tallos del ajo de oso a veces se usan como alimento para el ganado, ya que la leche de las vacas que consumen esta hierba tiene un sabor particular, que se deriva tambien a otros productos láctos, como mantequillas y quesos.

Con potenciales aplicaciones para la industria alimenticia y para la medicina, el ajo de oso tiene mucho que ofrecer. No es de extrañar, entonces, que ahora se cultive ampliamente fuera de sus tierras nativas y se esté haciendo cada vez más popular como sustituto del ajo común en muchas preparaciones culinarias.

Bibliografía

  • American Society for Microbiology, Ajoene, a Sulfur-Rich Molecule from Garlic, Inhibits Genes Controlled by Quorum Sensing, 2012
  • Encyclopedia of Life, Allium ursinum
  • International Journal of Molecular Sciences, Anti-Atherogenic Properties of Allium ursinum Liophylisate: Impact on Lipoprotein Homeostasis and Cardiac Biomarkers in Hypercholesterolemic Rabbits, 2016
  • Natural Product Communications, Chemical composition and antimicrobial activity of wild garlic Allium ursinum of Bulgarian origin, 2009
  • Natural Standard Herb & Supplement Guide, p. 94
  • Phytochemistry Reviews, Allium ursinum: botanical, phytochemical and pharmacological overview, 2015
  • Medicinal Plants of the World, p. 39
  • The Herb Book, p. 108
  • Journal of Agricultural and Food Chemistry, Characterization and content of flavonol derivatives of Allium ursinum L. plant, 2012
Beneficios del ajo de oso