Qué son los antioxidantes y para qué sirven

Por Fiorella M. | Actualizado: 27 mayo, 2020

Qué son los antioxidantes y para qué sirven
¿Sabías qué?

Los antioxidantes juegan un papel vital en desafiar el proceso de envejecimiento, al mantener la piel con un aspecto fresco, saludable y juvenil.

Las células sanas del cuerpo están bajo amenaza constante por átomos altamente reactivos conocidos como radicales libres, los cuales causan daño cuando interactúan con el ADN o las membranas celulares del cuerpo. Aunque los efectos de los radicales libres aún se están investigando, este ataque directo a las células, también conocido como daño oxidativo, se traduce en lesiones en la piel, enfermedades degenerativas, problemas cardíacos y accidentes cerebrovasculares. El sistema de defensa del cuerpo contra el daño oxidativo se basa en antioxidantes, un término general para designar a sustancias que neutralizan a los radicales libres y protegen las paredes celulares. Muchos nutrientes tienen propiedades antioxidantes y pueden obtenerse fácilmente a través de una dieta balanceada.

Vitamina C

La vitamina C, también llamada ácido ascórbico, se encuentra en las frutas cítricas. Es una de las vitaminas más populares por sus variados beneficios para la salud, principalmente por sus importantes propiedades antioxidantes. Esta vitamina también puede ayudar a regenerar otros antioxidantes en el cuerpo. Incorporar limón o camu camu en su dieta es una excelente forma de aumentar su ingesta de vitamina C.

Vitamina E

La vitamina E es un nutriente liposoluble con considerables propiedades antioxidantes, y es una de las sustancias más importantes para la  protección y buen funcionamiento de las células. Las nueces y las semillas, en especial las semillas de girasol, son fuentes fantásticas de vitamina E, por ello es recomendable incrementar su consumo, así como el de las aceitunas.

Betacaroteno

El betacaroteno se encuentra en las hortalizas de hojas verdes, y la espinaca tiene una de las cantidades más altas. Este nutriente es trasformado por el cuerpo en vitamina A, la cual no solo tiene un efecto antioxidante sino que también estimula la producción de glóbulos blancos protectores en el torrente sanguíneo.

Ácidos grasos omega-3

Existen tres tipos de ácidos grasos omega-3: ácido alfa-linolénico (ALA), el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA). Cada uno de ellos ofrece una variedad de beneficios para la salud, y todos tienen acciones antioxidantes. El cuerpo no puede producir omega-3, lo que hace que sea aún más importante incorporarlo a través de la dieta. Los pescados de agua fría y las semillas de sacha inchi son grandes fuentes de omega-3.

Flavonoides

Los flavonoides son compuestos polifenólicos con actividades antioxidantes. La quercetina es un tipo de flavonoide que se encuentra en la cebolla, en tanto que la genisteína puede obtenerse de productos de soja, tales como el tofu. Por otro lado, las antocianinas se encuentran en alimentos con colores vibrantes, de rojos a morados, como la mora.

Selenio

El selenio, de origen vegetal, es un oligoelemento esencial para los humanos y un importante agente antioxidante, ya que neutraliza el oxígeno y el nitrógeno de los radicales libres, previniendo el daño oxidativo. Este mineral se encuentra en altas proporciones en la nuez de Brasil.

Aunque las investigaciones sobre el vínculo entre los antioxidantes y la prevención de enfermedades graves no son concluyentes, los beneficios para la salud de los antioxidantes son innegables. Los estudios en curso sobre el potencial médico de los antioxidantes es testimonio de la importancia de aumentar la ingesta diaria de vitamina E, vitamina C, omega-3, betacaroteno, selenio y flavonoides, siempre que sea posible. Afortunadamente, estos nutrientes se pueden obtener fácilmente de los alimentos que forman parte de una dieta balanceada.