Hierbas para calmar la ansiedad

Por Fiorella M. | Actualizado: 27 julio, 2020

Hierbas para calmar la ansiedad

El término general "trastorno de ansiedad" agrupa una serie de condiciones neuropsicológicas, las cuales incluyen el trastorno de ansiedad generalizada (TAG), las fobias, el trastorno de pánico y el trastorno de estrés postraumático (TEPT). Caracterizados por una preocupación desproporcionada o continua, un trastorno de ansiedad puede hacer que la vida diaria sea extremadamente difícil para quienes los padecen.

Si bien alguien con un trastorno de ansiedad puede ser consciente de la irracionalidad e intensidad de sus síntomas, generalmente no puede evitar que afecte negativamente su estilo de vida. Las siguientes hierbas para la ansiedad tienen propiedades calmantes que pueden ayudar a controlar los síntomas de estrés causados por circunstancias temporales.

LOS TRASTORNOS DE ANSIEDAD SON LAS ENFERMEDADES MENTALES MÁS COMUNES EN LOS EE. UU. Y AFECTAN AL 18% DE LA POBLACIÓN ESTADOUNIDENSE.

Toronjil (Melissa officinalis)

El toronjil pertenece a la familia de la menta y se encuentra entre las hierbas para calmar la ansiedad cuyos usos se remontan a la Edad Media. Las hojas de toronjil contienen fitocompuestos llamados terpenos, que se consideran responsables de los efectos relajantes de esta hierba.

Un té de toronjil y valeriana para la ansiedad puede hacer maravillas, ya que la efectividad de las hojas de toronjil se potencia cuando éstas se combinan con otras hierbas ansiolíticas.

Pasiflora (Passiflora incarnata)

Se ha sugerido que las propiedades ansiolíticas de la pasiflora, o flor de la pasión, rivalizan con las de los medicamentos recetados. Esto se debe a los compuestos activos de esta hierba, que tienen efectos relajantes sobre nervios y músculos. La pasiflora se usa para tratar el trastorno de pánico y el TAG; debido a su acción sedante, también puede ser de ayuda en el tratamiento de los trastornos del sueño relacionados con la ansiedad.

Un té relajante de pasiflora y azafrán puede ayudar a proporcionar alivio después de un día largo y estresante.

Valeriana (Valeriana officinalis)

Entre las hierbas para calmar la ansiedad, la valeriana tiene una reputación bien merecida. Se ha sugerido que consumir raíz de valeriana tiene un efecto relajante en quienes sufren con situaciones sociales. La hierba ralentiza el sistema nervioso central y a menudo se usa en combinación con otras hierbas ansiolíticas, como el toronjil, para aliviar el estrés. La raíz de valeriana también es valorada por sus propiedades sedantes; cuando se consume continuamente, durante un período de varias semanas, puede contribuir a aliviar los trastornos del sueño relacionados con la ansiedad, como el insomnio.

Una infusión herbal relajante con valeriana y otras hierbas medicinales, puede ayudar a calmar el cuerpo y el cerebro y conducir a una noche de sueño reparador.

Hipérico (Hypericum perforatum)

El hipérico, o hierba de San Juan, se usa ampliamente para tratar dolencias mentales y físicas. Debido a sus propiedades sedantes, esta hierba se ha utilizado para tratar síntomas leves a moderados de ansiedad y trastorno de pánico. Contiene hipericina e hiperforina, sustancias químicas que regulan el estado de ánimo al influir en el sistema nervioso, equilibrando los niveles de neurotransmisores en regiones del cerebro involucradas con trastornos de depresión y ansiedad.

Una taza tibia de té de hipérico antes de acostarse mantendrá alejados los terrores nocturnos.

Tilo (Tilia cordata)

Se ha demostrado científicamente que las hojas de tilo poseen propiedades sedantes y ansiolíticas, las cuales pueden ayudar a controlar los efectos de la ansiedad. Las preparaciones de esta hierba en formas suplementarias se pueden consumir sin efectos adversos conocidos.

Una decocción de tilo y toronjil traerá calma y serenidad, ayudando así a tratar y prevenir los episodios de pánico.

Manejar un trastorno de ansiedad generalizada, o incluso un período de estrés temporal, no es tarea fácil y, aunque estas hierbas ansiolíticas pueden ayudar a aliviar los síntomas, no tratan la causa específica de las preocupaciones que los generan. Es importante buscar ayuda profesional para la ansiedad, que puede consistir en una combinación de terapia psicológica con cambios en el estilo de vida y medicamentos recetados, de ser necesario. El tratamiento de los trastornos de ansiedad requiere tiempo, esfuerzo y paciencia, todo lo cual vale la pena para lograr el equilibrio emocional y el bienestar.

Fuentes